Boudou confirma estrategia Argentina por Club de París: "No vamos a aceptar pagar en un año"

Economía

El ministro de Economía, Amado Boudou, destacó que el avance en las negociaciones con el Club de París redundará en "más inversiones y más trabajo para los argentinos y las argentinas".

"La apertura de la negociación con el Club de París sin la intervención del Fondo Monetario Internacional significa que siga mejorando el financiamiento, que baje el endeudamiento, que haya más inversión y más trabajo para las argentinas y los argentinos", afirmó Boudou en declaraciones a radio La Red.

El funcionario calificó al acuerdo como "un gran triunfo de política internacional, de la posición que viene llevando la Argentina en todos los foros internacionales".

Ayer, la presidente Cristina de Kirchner anunció que el Club de París aceptó la propuesta Argentina de renegociar la deuda en default que el país tiene con la entidad por 6.600 millones de dólares, sin la intervención del FMI.

Boudou diferenció este avance de las anteriores negociaciones de deuda que fracasaron (cinco entre enero de 1985 y julio de 1992, sin contar el default del 2001) y dijo que la actual negociación "va a ser una solución positiva para la Argentina".

"Argentina ha ganado mucha credibilidad, ha estructurado su deuda en forma creíble, ha cumplido puntualmente, y por eso Japón que es el segundo acreedor con el 26,2%, Alemania que tiene el 34,2%, y el Club de Paris aceptaron la propuesta de negociar sin la intervención del FMI", afirmó.

En ese sentido, el economista Aldo Ferrer opinó que "desde el momento que la Argentina se autofinancia, puso la casa en orden, y está operando con recursos propios, con una deuda manejable, adquiere una capacidad negociadora que no tuvo antes".

En declaraciones a radio Mitre, dijo que el avance en las negociaciones con el Club de París "es un paso importante" y observó que el monto a pagar "es pequeño" porque "representa el 10 por ciento de las reservas internacionales del Banco Central".

Para Ferrer, "el hecho de que se negocie sin intermediarios, comisionistas y auditores refleja la fortaleza que el país ha adquirido".

Por su parte, el gobernador de San Juan, José Luis Gioja, manifestó "satisfacción y orgullo" y subrayó: "Conseguir una negociación directa es un logro de gran importancia y una ratificación de que no estamos equivocados con el proyecto nacional y popular que está sacando a la Argentina de la situación caótica en la que estaba antes de 2003".

"Con esta negociación, el país ratifica su rumbo económico y se pone a las puertas de su regreso al circuito financiero mundial, pero con su propio plan de acción, lo que es una clara muestra de autodeterminación e independencia", dijo Gioja.

Asimismo, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, afirmó hoy que acordar con el Club de París sin la auditoría del FMI demuestra "el proyecto nacional tiene un rumbo claro: dignidad y responsabilidad frente al mundo y sólida defensa de los intereses argentinos".

"La contundente posición argentina es reconocida y valorada en los principales centros del mundo y el Club de París entendió que debe aceptar la negociación con Argentina, en un plano de dignidad y sin intermediaciones caras e innecesarias", agregó.

Para la senadora nacional Blanca Osuna (FPV-Entre Ríos) "con decisiones como las del Club de París, nuestro país adquiere mayor previsibilidad y genera un marco de confianza con reglas claras para todos los inversores".

"Es un paso fundamental para la recuperación total del crédito externo y demuestra la voluntad y capacidad de pago de la Argentina", destacó Osuna.

Asimismo, recordó que "esto se inscribe en un proceso de desendeudamiento de la Argentina que se viene llevando adelante desde la presidencia de Néstor Kirchner y que continúa con Cristina con la cancelación con el FMI, la reestructuración del 93 por ciento la deuda con acreedores privados y ahora el pago al Club de París".

El titular de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli, también consideró que "las expectativas acá y en todos los países son enormemente favorables vinculadas con este cúlmine de la normalización financiera".

Desde París, dijo a radio Del Plata que "muchos hace algunas semanas decían que esto era imposible, que no se podía, que significaba romper las normas. Lo cierto es que después de un arduo proceso de negociaciones se logró. Hay que tener audacia y paciencia, la Argentina consiguió lo que se proponía".

Consideró que el país "tenía toda la vocación negociadora, la vocación de normalizar sus relaciones financieras, salir definitivamente del default pero no a cualquier precio, no como en la década del 90´, cuando la Argentina negociaba de rodillas".

Esta nuevo paso en la política de desendeudamiento "terminó de abrir la puerta al sector privado con los grandes préstamos a bajas tasas", indicó el economista Fausto Spotorno, de Ferreres y Asociados.

Observó que "es muy raro que el FMI no participe en esto" y estimó que el país podría pagar "con reservas" la deuda que mantiene con los acreedores del club.

Respecto del acuerdo, Boudou señaló que el objetivo será alcanzar "una propuesta factible y que le permita a la Argentina crecer", y agregó que la deuda se saldará en un plazo mayor a un año.

"Esta no va a ser una negociación como el mega canje, el blindaje o los préstamos stand by que se hacían en los 90`, que fueron en contra del país", concluyó.

Dejá tu comentario