Destacaron empresarios apertura del mercado brasileño de langostinos

Economía

Desde la embajada argentina anticipan que el negocio será de u$s50 M al año en la primera etapa. Señalan impacto positivo sobre economías regionales.

La relación bilateral con Brasil pareciera transitar hacia cierta normalidad. La semana pasada Jair Bolsonaro confirmó su asistencia a las celebraciones por el aniversario número treinta del Mercosur que se llevarán a cabo en Buenos Aires. Además adelantó que apoyará las negociaciones argentinas con el Fondo Monetario. Fruto de un vínculo cada vez más estrecho entre el embajador, Daniel Scioli, y las máximas autoridades del país vecino también mejoran las relaciones comerciales. Tras largas gestiones, el gobierno argentino consiguió destrabar la llegada de langostinos a Brasil. Empresarios de la pesca destacaron la iniciativa y adelantaron que será un “gran impulso para las economías regionales”.

Los envíos en cuestión se encontraban suspendidos a causa de una medida cautelar desde el año 2013. En ese momento, la Asociación Brasileña de Criadores de Langostino (ABCC) inició un proceso judicial contra el Ministerio de Pesca y Acuicultura alegando riesgo de ingreso de enfermedades conocidas como “Mancha Blanca” y “Necrosis Hematopoyética”. Desde Argentina, siempre se remarcó que la barrera sanitaria era en realidad una barrera comercial. Luego de gestiones que incluyeron encuentros con la Abogacía General de Brasil y con el procurador general de la República, Scioli anunció la semana pasada la decisión del Supremo Tribunal de revocar la cautelar permitiendo así el reinicio de las importaciones.

En 2020, el sector exportó langostinos enteros por más de u$u379 millones a España, Italia, Japón y Rusia. En tanto, las exportaciones de colas de langostinos alcanzaron los u$s450 millones y entre sus principales destinos figuraron China, España, Perú y Estados Unidos. Desde la Embajada Argentina en Brasil calcularon que podría ser un negocio que en una primera etapa redunde en unos u$s50 millones anuales. Esa cifra es más del 50% de las divisas que el año pasado generó la exportación pesquera al país vecino.

Ayer empresarios del sector mantuvieron una reunión virtual con Scioli y analizaron los alcances de la medida. “Estamos agradecidos por este acuerdo que nos permitirá volver a exportar nuestro producto a Brasil. Nosotros habíamos hecho las presentaciones judiciales que eran necesarias pero faltaba este impulso diplomático y político para lograr la resolución del tema. Haremos nuestro mayor esfuerzo para que Brasil vuelva a ser un mercado importante para la pesca argentina”, señaló el presidente de la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de Argentina (CAPECA), Eduardo Boiero.

Sobre el acuerdo comercial, el embajador Scioli sostuvo: “Desde nuestro primer día al frente de la embajada comenzamos el diálogo con las autoridades del país vecino para lograr este acuerdo. Hoy es una jornada histórica, en la que podemos decir que no hay más barreras sanitarias, ni fitosanitarias, ni zoosanitarias con Brasil. Ahora es el momento de que la rueda empiece a girar”.

Los representantes del sector privado también destacaron la importancia que la apertura tendrá para las economías regionales. “Será un gran impulso dado que se trata de un mercado muy importante, de mucho volumen, y que estaba cerrado desde hace muchísimo tiempo”, remarcaron desde la Cámara de Armadores de Poteros.

Fuentes del Gobierno señalaron que la medida tendrá fuerte impacto en las provincias de Chubut, Santa Cruz y Buenos Aires. Particularmente, destacaron que Mar del Plata podría verse favorecido ya que cuenta con un polo industrial que reprocesa langostino.

Dejá tu comentario