Central: hay que evitar que aumentos de salarios se trasladen a precios

Economía

El Banco Central admitió hoy que la inflación superará en todo el año su pronóstico máximo del 8 por ciento y advirtió que el principal desafío para evitar nuevos aumentos del costo de vida en lo que resta de 2005 será impedir el traslado a precios de los aumentos de salarios.

"El BCRA es conciente de que, dada la evolución de la inflación en el primer semestre y los rezagos propios de la política monetaria, disminuyen las posibilidades de alcanzar la pauta indicativa máxima prevista de 8 por ciento para este año", sostiene el Informe de Inflación del tercer trimestre, que difundió esta noche la entidad que preside Martín Redrado.

El estudio del Central advierte que "en los próximos meses, el eje de la discusión salarial estaría centrado en que estos aumentos no sean trasladados masivamente a los precios, lo que redundaría en una erosión de la mejora observada en los ingresos en términos reales".

Así, en línea con las advertencias que lanzó a principios de mes el ministro de Economía, Roberto Lavagna, la autoridad monetaria diagnosticó que los aumentos de salarios pueden llegar a influir sobre la inflación si no siguen la evolución de la productividad.

"A los aumentos de precios ya anunciados y a la estacionalidad propia del gasto público, que se caracteriza por ser más expansivo, habrá que adicionar los aumentos anunciados en los salarios y jubilaciones", advierte el informe.

En ese sentido, apunta que "será difícil que en el trimestre en curso los precios minoristas continúen desacelerándose (como ocurrió entre el primero y el segundo trimestre), sobre todo teniendo en cuenta que para julio se espera un aumento del índice de precios superior al del mes previo".

De todos modos, el Central no reemplazó su pauta de inflación anual del 8 por ciento por una nueva, mientras que el Ministerio de Economía mantiene su banda esperada de entre el 7,5 y el 10,5 por ciento, tal como consigna el Presupuesto nacional.

Además, adelantó que "se continuará con la reducción del estímulo monetario para evitar que la evolución de los precios y las expectativas de inflación se autoalimenten".

Redrado mantendrá para ello su política de absorción monetaria y suba de las tasas de interés, que durante el segundo trimestre "continuó siendo ejecutada a partir de una mayor colocación de títulos del BCRA, la concreción de pases pasivos, la recuperación de redescuentos y la realización de operaciones de mercado abierto con títulos del Tesoro Nacional", según explica el informe.

El Central también adjudicó a los aumentos de tarifas de los servicios públicos el incremento del costo de vida registrado en el último mes, aunque especificó que ese impacto se debe a que el INDEC mide sólo los "castigos" incluídos en el Programa de Uso Racional de la Energía (PURE) para quienes no ahorren y no los "premios" que se ofrecen a quienes sí consigan reducir su consumo.

Dejá tu comentario