La economía china creció 8,1% en 2021 pero muestra signos de desaceleración

Economía

La economía local sufre una triple presión: la contracción de la demanda, el choque en el abastecimiento y la baja de expectativas. El cuarto trimestre sufrió una contracción del 4%, por debajo del 4,9% en el período julio a septiembre.

La economía china registró en 2021 su crecimiento más acelerado en una década, aunque declinó en el último trimestre por los brotes del coronavirus y la baja en el mercado inmobiliario, según cifras oficiales divulgadas el lunes.

La expansión de 8,1% superó los pronósticos, pero la Oficina Nacional de Estadística (ONE) advirtió que "la economía local enfrenta la triple presión de la contracción en la demanda, el choque en el abastecimiento y la baja en las expectativas". Además, el crecimiento del cuarto trimestre fue el más lento del año, con 4%, por debajo del 4,9% en el período de julio a septiembre.

China ha enfrentado recientes brotes del coronavirus y una caída del mercado inmobiliario. La política china de "cero covid" ha permitido normalizar la vida dentro de su territorio, pero los estrictos controles fronterizos y los cierres focalizados para contener las infecciones locales han minado a la economía. Una serie de brotes de covid-19 golpearon la recuperación en el segundo semestre del año pasado, al reimponer medidas estrictas de contención.

Asimismo, áreas industriales claves sufrieron apagones por las medidas para contener las emisiones de carbono, problemas en la cadena de abastecimiento y el encarecimiento de la energía. La producción industrial creció más de lo previsto, 4,3% en diciembre según los datos oficiales, mientras que el crecimiento de las ventas al detalle declinó a 1,7%. La economista Iris Pang, de ING, dijo a AFP que el bajo nivel de ventas se debe a "automóviles y la falta de semiconductores para su producción". El desempleo urbano subió a 5,1% en diciembre, según las cifras oficiales.

"El crecimiento económico claramente está bajo presión y los recientes brotes de ómicron en China exacerbaron el riesgo de baja", comentó Zhiwei Zhang, economista jefe de Pinpoint Asset Management. En tanto, Pekín se mantiene en alerta máxima al prepararse para celebrar los Juegos Olímpicos de Invierno en febrero, con cierres severos, restricciones fronterizas y cuarentenas extensas.

Millones de personas en varias ciudades han estado confinadas en sus casas las últimas semanas luego de que casos de covid-19 fueron detectados en varias ciudades portuarias.

Temas

Dejá tu comentario