16 de julio 2010 - 16:37

Confianza del consumidor en EEUU se desplomó a mínimo en 11 meses

La confianza del consumidor estadounidense se desplomó a inicios de este mes a su menor nivel en 11 meses, al resurgir los temores sobre la salud de la economía un año después del inicio de la recuperación, según revela un informe privado.

La reversión de la confianza del consumidor fue dramática, ya que el mes pasado había alcanzado su nivel más fuerte en casi dos años y medio por una mejora en las expectativas empleo y en las condiciones del crédito, de acuerdo con un sondeo de Reuters/Universidad de Michigan.

El índice general preliminar de confianza del consumidor del sondeo bajó a 66,5 en julio desde 76,0 en junio, ubicándose por debajo de la lectura de 74,5 que esperaban los analistas consultados.

"Las perspectivas sobre los ingresos y el mercado laboral fueron extraordinariamente débiles y han hecho a los consumidores más cautos a la hora de gastar", dijo Richard Curtin, director de los sondeos, en un comunicado.

Esta caída en la confianza es un golpe duro para la economía de Estados Unidos, que ya venía mostrando signos de desaceleración. El gasto del consumidor representa cerca del 70 por ciento de la mayor economía del mundo.

Según el sondeo, la intención de los consumidores de comprar bienes durables como automóviles cayó a su menor nivel en nueve meses.

"Más aún, los consumidores reportaron una renovada debilidad en la economía y fueron más proclives a anticipar problemas adicionales en el año que viene", dijo Curtin.

El barómetro de las condiciones económicas actuales del sondeo se hundió a 75,5 a principios de julio, su cota más baja desde noviembre del 2009.

Esa cifra se compara con el 85,6 de junio, que fue el nivel más alto desde marzo del 2008. Analistas habían anticipado una cifra de 84,0 para inicios de julio.

El indicador de expectativas de los consumidores descendió a 60,6, su menor nivel desde marzo del año pasado, que se compara con 69,8 el mes anterior, mientras que los analistas preveían un 68,4.

"La confianza no fue buena. Mucho más baja de lo estimado, mucho más baja que la anterior. El mercado accionario abrió en baja y esto es algo que marca el tono. Es un viernes de verano (boreal), vamos a estar viendo lo de las ganancias (corporativas) y probablemente va a ser un día bajista", dijo Stephen Carl, jefe de operaciones accionarias de Williams Capital Group.

La medición del panorama económico a 12 meses de los consumidores se deterioró a 65,0 este mes, lo más bajo desde abril del 2009, luego de marcar 79,0 en junio.

Junto a las preocupaciones por el empleo y las finanzas familiares, los consumidores esperan que la inflación repunte en los próximos meses.

El indicador de expectativas inflacionarias a un año subió a un 2,9 por ciento desde un 2,8 por ciento en junio, mientras que para un periodo de cinco a 10 años se elevó en las mismas cifras.

Dejá tu comentario

Te puede interesar