"Élite" y los nuevos monstruos

Economía

El mundo no volverá a ser el de antes de la pandemia. Mientras tanto, al decir de Serrat: "La tierra cayó en manos de unos locos con carnet".

Hasta el lunes negro, el primer mundo estuvo dando un mensaje tan tranquilizador como delirante. Y, algunos presidentes de la región se alinearon a la chifladura antediluviana. Primero repetían fabulas luego comenzaron a retroceder con frenesí. Nueva York se ha convertido en el foco mundial de la epidemia. El primer ministro británico Johnson resistió sin decretar cuarentena, hasta que dio positivo él y el rey Carlos de Inglaterra-heredero. Bolsonaro dijo: “El brasileño bucea en una alcantarilla”, y se resiste a decretar cuarentena. Este género de monstruos nos presenta cuestiones complejas y peligrosas como naturales y hacen bromas grotescas.

Chile recientemente declaró “cuarentena de sitio”. El presidente hizo una carambola a tres bandas, sacó a la gente de la protesta en las calles y postergó hasta octubre el plebiscito para cambiar la Constitución. Fortuna Maquiavélica para un Gobierno que se caía a pedazos. - ¿Cómo se entiende que Piñera haya vuelto a ser la opción de Chile? -

El mundo se encuentra ante una crisis sanitaria y humanitaria sin precedentes en un siglo y la provisión de productos farmacéuticos es objeto de especulación. La realidad sobrepasa la imaginación. Leemos portales, vemos noticieros y observamos aterrorizados.

En solo unos años, estos nuevos monstruos han sido capaces de desorganizar sociedades. Los argentinos lo vivimos en carne propia. La ex ministra que está de acuerdo con que se bajen los sueldos políticos y niega haber organizado “cacerolazos”, duplicó su patrimonio -deflactado- “en blanco”, en solo cuatro años. El ex presidente que asumió procesado por escuchas ilegales que está en los “Panamá Papers”, dio lecciones de moral por cuatro años. Un funcionario menor de Cambiemos se olvidó u$s10.000 dólares en un cajón. Dejaron vencer vacunas compradas, quitaron medicina a los ancianos, quebraron el país. Lo único que recuperaron fue el sarampión y la mano dura.

Al decir de Serrat: “La tierra cayó en manos de unos locos con carnet”.

Pandemia demoníaca

Muchos ciudadanos no perciben estas cosas. En las crisis la clase media se vuelve egoísta, los empresarios aman al dinero más que nunca, y los fracasados dan consejos. En las redes se insulta o se hace política con la adversidad. En medio de una pandemia numerosos individuos desobedecen a las autoridades. Escasa compasión por el otro que exterioriza mucha maldad, algunos están fuera de control, son crueles y odian tanto que aún lo hacen con quienes hacen cosas buenas. No es un elogio ser religioso, pero Trump y Bolsonaro rezaban y aparentaban ser muy piadosos. Lo que reconcilia a la política con la religión es la honestidad que nos enseña a respetar y mejorar la vida de los ciudadanos.

No fue su espiritualidad sino el deseo de reelección y la posibilidad de un quiebre de la economía lo que ha llevado a Trump a flexibilizar los lineamientos sanitarios. Nunca antes había escuchado las advertencias de los gobernadores, se burlaba de los expertos en salud pública de su misma administración. Hablaba del virus chino. Las autoridades estadounidenses predicen alrededor de 200.000 muertes por coronavirus. No poseen suficientes equipos de respiración mecánica en Nueva York.

La economía internacional

El mundo no volverá a ser el de antes de la pandemia. En América Latina y el Caribe en 2020, la CEPAL espera que el valor de las exportaciones caiga 10,7%, debido a la disminución de los precios y a la contracción en la demanda agregada global. Es necesario facilitar el comercio y reducir las tensiones para garantizar el paso y acceso a los medicamentos y los equipamientos médicos. Vamos hacia una nueva geopolítica de la producción vía nacionalización y regionalización. La crisis descubrió la exposición de las economías nacionales a las vulnerabilidades de la deslocalización de la producción.

Las bibliotecas ortodoxas hoy no aplican. No existe ningún economista pro-mercado que sonría. El FMI y el Banco Mundial piden que se condonen deudas de países pobres y que los acreedores hagan una quita de hasta u$s85.000 millones a la Argentina. Los macroeconomistas argentinos no querían que se propongan quitas…”.

Trump le pidió a GMAC que fabrique respiradores, al tiempo que anuncia una inyección masiva de préstamos y exenciones fiscales.

El salvataje estadounidense proporcionará entre otras prestaciones

  • Créditos y subvenciones a las principales empresas por u$s500.000 millones. (La ayuda equivale a 1,5 PBI argentino).
  • Ayuda para las pymes: u$s 350.000 millones (equivale a más de 1 PBI argentino).
  • Pagos directos a millones de ciudadanos: u$s1.200 ($76.800 al cambio oficial de $64).
  • Para los adultos de ingresos medios y bajos u$s500 por cada niño ($32.000 al oficial de $64).
  • Los hospitales recibirán u$s117.000 millones en asistencia (esto es más de 35% del PBI argentino).
  • Sube el monto por seguro de desempleo, además de los beneficios estatales existentes.

Argentina

Necesitamos proteger el trabajo y los ingresos para reducir el impacto social en los grupos más vulnerables. Un plan integral de apoyo a las pymes y las empresas de la economía popular, con políticas fiscales e instrumentos idóneos. El estímulo y protección de la actividad económica, proviene también de un BCRA que establezca políticas monetarias que garanticen la adaptación del sistema financiero y bancario para preservar la capacidad productiva por sobre la contemplación financiera establecida en 1977.

El país en default desde 2018 soporta una recesión demoledora que ha profundizado las fracturas sociales y la desigualdad en la distribución del ingreso. El nivel de endeudamiento a fines de 2019 era 90% del PBI. Si el PBI cayera fuerte por la pandemia y se corrige el tipo de cambio, sin una fuerte quita pasaríamos largamente 100 puntos del PBI.

El liderazgo empresarial argentino ha demostrado no estar a la altura. Anunciar despidos en este momento es lo más cercano al tormento moral para un trabajador. Con la lógica de Marcos Peña los empresarios que estaban en las fotocopias de los cuadernos que tanto aventaron merecen un cacerolazo para que hagan donaciones como los accionistas de Sony en Japón.

Otros monstruos

A los ominosos economistas-financistas les importa más la caída de la bolsa (NYSE) que la vida de los seres humanos. Necesitamos librarnos de esa manera de ver y sentir que la repetición prolongada ha fijado en la sociedad global.

La dependencia intelectual que depositan los zonzos en los cuentistas de fabulas es ridícula. Creen cualquier cosa que les ayude a argumentar odio. Esa ponzoña ya vuelve a ser inoculada en las redes. Se terminó la tregua de los que trabajan gracias a la grieta. Ya quieren matar a Alberto Fernández quienes argumentan su amor tardío por los ancianos.

El laboratorio del Dr. Frankenstein

Las universidades que estuvieron enseñando a creer en supuestos que parten de la abstracción, han hecho que quienes estudiaron de esta manera hayan perdido el sentido de la realidad, el amor y la solidaridad. Hacen pie en un cuerpo teórico desarrollado con una visión siglo XVIII-XIX, determinística científica, sin movilidad. ¿De qué equilibrios macroeconómicos hablamos hoy?, si vivimos en un mundo de cisnes negros, de absoluta indeterminación.

Liberales y neoliberales

La libertad fomenta el pluralismo de opinión. El pluralismo de opinión implica la renuncia a la posición de certeza absoluta. Pero los neo cuantitivistas jamás preguntan o escuchan. - ¿Usted conoce algún economista -que presume ser liberal-, debatir con respeto, o reflexionar fuera de su lógica? – Desfilan por TV: groseros de lenguaje soez, prepotentes, crueles, antisociales y mucho violento pasivo. Se contentan con soltar el egoísmo que hay en sus corazones, ante los cuales tuercen su razonamiento y nos imponen declinar los nuestros. Piensan que es posible que la solidaridad tenga algún fin trascendente, pero ellos no lo pueden comprender.

Libertad verdadera

En el contexto de la ilustración Kant decía que la culpabilidad no reside en la falta de inteligencia sino en la falta de decisión y valor para usar la propia inteligencia, sin el patrocinio de otro. Eso es lo que hacen estos arquetipos.

Recuerde: ¡Ten el valor de servirte de tú propia razón! - Significa que el hombre tiene la posibilidad de usar su razón de manera libre. La libertad de pensar lleva una razón que no sólo le cabe a un doctor, sino a todos en general.

Entonces, nosotros decidimos el destino de Argentina. - ¿Iremos a la vanguardia o esperaremos que nos digan ellos qué lugar nos corresponde en el nuevo mundo? -

Globalizacion neoliberal no es liberalismo

Hace falta una teoría económica distinta y nuevos marcos teóricos. Los globalizadores solo globalizaron conceptos interesados: negocios y finanzas. Obviamente el acceso es limitado a los socios del club. No hay libertad global de acceder a la salud, la educación y la seguridad. Si alguien carece de dinero no es libre para elegir el colegio “Élite”, ni para obtener medicina prepaga. Ni hablar de la “libertad de elegir” marcas en el mercado o vivir en un country club.

El neoliberalismo vulgar se reagrupa

Estudiaron en un colegio como el de la serie “Élite”. El desprestigio de la educación pública argentina que aventaban los ignaros respondía a reforzar la idea de superioridad de la educación privada. Pero la serie de Netflix (imperdible) los desnuda.

- ¿Qué hicieron para el país los cuñados de la serie “Élite”? - ¿Qué inventaron los que fueron a las universidades de mejor marketing del mundo? - ¿Cómo se puede explicar el desastre que hicieron sus egresados? - ¿Cómo se puede entender que un colegio y una universidad religiosa no se distingan por darnos economistas con valores como: caridad, misericordia, amor al prójimo? - ¿Cómo se puede explicar el espacio cultural que ocupan esas instituciones? -.

El sistema mundial es insostenible socialmente -lo dijo Francisco-, pero claro, esos capullos no se enteran. Quedaron a la derecha del FMI. Expusieron a sus conciudadanos a la muerte por no cambiar sus certezas. Llegó una pandemia y, - ¿Qué recursos dejaron? – ¿La Salud era una Secretaría con vacunas vencidas? Se habla de pandemia, muerte, desempleo, pobreza e indigencia y ellos contestan dale que dale: “Hay que bajar la inflación”. Tienen una visión microscópica de la macroeconomía.

Los invitados frecuentes “Terminator” nunca sucumben, siempre presentes en los medios hegemónicos, sirviendo a sus clientes: “Hay que bajar las retenciones, los sueldos de los políticos, los impuestos. Ah, y Moyano es malo”.

- ¿Cómo prescindir de los egresados “Élite”, en un momento tan crítico?

- ¿Quién les enseño a los nuevos monstruos que pueden huir de la indignación por venir?

Magister en Economía y Política Económica Internacional y profesor en UADE, CEO y co-fundador en 1993 del Grupo Hacer

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario