"Deben atender a bonistas que no entraron al canje"

Economía

El economista jefe para América latina del Banco Mundial (BM), Guillermo Perry, consideró ayer que es «muy importante haber conseguido una participación alta en el canje de la deuda argentina porque permite al país poder volver a acceder a los mercados internacionales». Pero advirtió sobre la necesidad de que «se atienda la situación de los bonistas» que quedaron excluidos de la operación ya que «no es un porcentaje despreciable».

Perry dijo, además, que el clima de inversión en la Argentina es bueno porque «el país tiene una alta potencialidad económica y una política fiscal prudente ( fundamental para quien quiera invertir), pero en algunos sectores se necesitan reglas muy claras a largo plazo. La recomposición de marcos como los que había antes de la crisis se está dando en un proceso lento y todavía no está completo».

• Informe

Acompañado por el ex economista del BM Alberto Valdés, Perry presentó en Buenos Aires un informe sobre la contribución rural al desarrollo de América latina, que asegura que la Argentina sería el cuarto país de todo el mundo que más se beneficiaría si se libera el comercio agrícola.

Estas son las principales declaraciones que hizo ayer Perry:

• La Argentina es un país muy competitivo en cuanto a su desarrollo agrícola, pero mantener su tasa de crecimiento depende del suministro que tenga de bienes y servicios públicos, como la educación, salud, infraestructura, transporte, etcétera. .
Es importante mantener una actitud activa en las negociaciones internacionales relativas a la liberalización agrícola. Para esto hay que tener en cuenta no sólo a las materias primas, sino a los productos agroprocesados.

• Las retenciones que se imponen a los exportadores agrícolas deben ser aprovechadas por quienes compran dentro del país esos productos a 30% menos del valor de exportación y pueden sumarle valor agregado.

• Lo más importante para liberalizar el comercio es avanzar en las negociaciones de la ronda de Doha, donde hubo un compromiso hacia la liberalización. Los acuerdos comerciales hemisféricos (caso ALCA) pueden ayudar, pero por sí solos no son ideales.

• Las experiencias de las privatizaciones en servicios públicos fueron mixtas en Latinoamérica. Pero en casi todos los casos se mejora la cobertura del servicio.
También existen ejemplos de empresas de servicios públicos estatales que funcionaron, aunque es muy difícil lograrlo.

Las inversiones extranjeras son estratégicas porque permiten entrar a muchos mercados a los que es difícil acceder como firma nacional. Nunca pueden ser perjudiciales. El concepto de capital nacional ya perdió fuerza, los inversores tienen capitalesmóviles.

• Aunque en la Argentina hay presiones inflacionarias, el Banco Central y el gobierno están muy atentos y manejando muy bien el tema hasta ahora.

• La agricultura en la Argentina representa 4,6% del PBI, pero si se incluye la producción primaria de alimentos y procesados basados en cultivos, pesca y bosque, el impacto del sector llega a 32,2%.

• La población rural en la Argentina es casi 45% del total. Pero el gasto público tiende a beneficiar más a las actividades urbanas.
Hay una proporción muy alta del gasto que se destina a la protección de sectores productivos muy específicos a través de subsidios que, en realidad, debería extenderse a cuestiones de largo plazo.

Dejá tu comentario