Aseguran que si Argentina no mejora la oferta deberá avanzar en canjes parciales

Economía

La consultora indicó que "no está garantizado" un acuerdo con los acreedores pero "las partes se vienen acercando". Pese a ello, advirtió que de persistir el Gobierno con la propuesta actual deberá avanzar en canjes parciales con los bonistas.

La consultora Ecolatina aseguró este jueves que si bien "no está garantizado" un acuerdo con los acreedores "las partes se vienen acercando" y consideró que si el Gobierno no mejora la propuesta "lo más probable es que avance en canjes parciales".

La firma puntualizó que entre las ofertas presentadas el 22 de abril y el 7 de julio pasado, la diferencia se reduce a u$s1.850 millones, monto similar al que debió vender el Banco Central entre mediados de abril y fines de mayo para contener el tipo de cambio oficial.

En un informe difundido este jueves, señaló que la Argentina "realizó otras dos ofertas en las que fue cediendo ante los reclamos más importantes planteados por los bonistas, aunque, vale decir, estos últimos también hicieron lo propio".

"Si bien un acuerdo exitoso (que gatille las CACs) no está garantizado, las partes se vienen acercando. Si el Gobierno no mejora la propuesta lo más probable es que avance en canjes parciales que permitan ir normalizando el perfil de la deuda", destacó.

No obstante, afirmó que "también podría flexibilizar su postura para lograr un canje total de su deuda ley extranjera.

En este caso, lograría cerrar la reestructuración, aunque a riesgo de cruzar el umbral de sostenibilidad".

Ecolatina indicó que "haciendo una comparación entre la primera y la última propuesta, las diferencias económicas más relevantes son la reducción del período de gracia, el aumento de los cupones, la relajación de la quita de capital, el adelanto de la amortización y madurez de los bonos y el reconocimiento de los intereses corridos".

Además, indicó que el Gobierno planteó algunos cambios legales más beneficiosos para los acreedores y el principal es que le mantienen las condiciones contractuales de los bonos originales.

La entidad destacó también otras dos características que pueden incentivar un mayor grado de participación: el reconocimiento de intereses corridos hasta septiembre en vez de hasta abril si se ingresa al canje voluntaria.

"En segundo lugar, a los tenedores de los bonos Globales que no decidan ingresar al canje pero que hayan sido arrastrados, se les entregará el bono más largo, cuyo vencimiento está fechado en 2046", agregó.

Remarcó también que "si bien estas modificaciones no son completamente inocuas, creemos que desde una perspectiva macroeconómica no ponen en jaque la capacidad de pago del país".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario