Covid-19: emergentes de la región colocan deuda; parecen ya inmunizados

Economía

Argentina vuelve a quedarse afuera de la fiesta. Sus vecinos emiten bonos a tasas de entre 2% y 5% y a plazos de hasta 31 años.

Los helicópteros de los principales bancos centrales del mundo se han encargado de hacer llover dinero y otro tanto sus gobiernos vía estímulos fiscales, para enfrentar la pandemia. Sin duda, llueven dólares, euros, yenes, yuanes y libras como nunca.

Los activos financieros internacionales han sido uno de los grandes beneficiados, por ahora, de esta inyección de liquidez. Si bien aún el mundo desconoce cómo será la salida de la crisis global, los inversores internacionales han recuperado algo de confianza y se animan a volver a los mercados emergentes. Esto no sólo lo refleja el monitoreo del Institute of International Finance (IIF) cuyo último reporte marca una notable recuperación de los flujos de capitales hacia los mercados emergentes, sino también lo acontecido en la región con significativas emisiones de deuda soberana.

Entre mediados de abril y casi finales de junio siete países de la región hicieron 14 emisiones de deuda por más de u$s20.000 millones a tasa de 2 al 5% anual, a plazos de 6 a 31 años y enfrentaron una demanda de mercado de entre 3 veces y más de 8 veces el monto anunciado. Sin lugar a dudas, la oportunidad que vuelve a perder Argentina, por haber tardado tanto tiempo en cerrar el tema de la deuda, lo lamentan todos.

La más reciente fue la colocación de Uruguay, que hasta emitió en moneda local y recibió una demanda tres veces superior al monto colocado. Pero el club colocador abarca casi toda la región, desde México hasta Chile. Hasta ahora las principales emisiones fueron precisamente las de México con u$s6.000 millones seguidas de Brasil (u$s3.500 millones) y Perú (u$s3.000 millones). Pero también Chile, Colombia y Paraguay pudieron volver a los mercados con colocaciones de Globales de 10 y 30 años de plazo. Estos países enfrentaron una demanda que superó en más de seis veces los montos a emitir. Lo que habla del apetito del mercado en busca de mejores rendimientos que los que ofrecen los mercados desarrollados. Basta con señalar que la demanda total para estas 14 emisiones sumó más de u$s110.00 millones, o sea, más de cinco veces lo colocado. Es una lástima, en realidad, pensando en lo poco que en realidad necesitaba refinanciar Argentina este año y sigue coqueteando con un default.

De modo que pese a la pandemia los inversores internacionales han vuelto al ruedo a la búsqueda de mejores rendimientos, y uno de los mejores lugares para encontrarlos parecen ser los emergentes. Ayer el IIF confirmó la recuperación del flujo de capitales de no residentes hacia mercados emergentes a lo largo de junio. Según el monitoreo de la entidad, los flujos de cartera a emergentes se ubicaron en u$s32.100 millones, cuando en mayo fueron u$s3.500 millones. “A nivel regional, los emergentes de Asia registraron los mayores ingresos con u$s17.100 millones, seguidos de América Latina con u$s7.300 millones”, señala el informe de Jonathan Fortun del IIF, quien recuerda que “el sentimiento negativo en los emergentes se acercó a niveles extremos durante marzo”. El IIF destaca que emisores soberanos de mercados emergentes están aprovechando los menores costos y vencimientos favorables.

Así “la emisión bruta internacional repuntó significativamente en el II trimestre y hasta ahora supera el promedio de los últimos años. El nivel de entradas de capital de no residentes en junio fue sostenido principalmente por la emisión de deuda emergente (u$s23.500 millones). Consideramos que este cambio es saludable, lo que refleja valoraciones profundamente descontadas en muchos países, y esto significa que los resultados económicos adversos y el crecimiento débil tienen un alto precio”, afirma y advierte que “las tensiones entre Washington y Beijing también están afectando el sentimiento inversor a medida que se acercan las elecciones presidenciales de EE.UU. de noviembre”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario