El G7 aplica moratoria en las deudas de países pobres por la pandemia

Economía

El G7 se comprometió a aplicar una suspensión de servicios de deuda con naciones pobres, acordada tanto por el G20 como por el Club de París.

El Grupo de los Siete países más industrializados (G7) anunció este miércoles una moratoria de todos los pagos procedentes de la deuda bilateral con naciones pobres que tengan que abonarse hasta fines de 2020, en una medida para dar espacio fiscal a los deudores para enfrentar la pandemia de coronavirus, según se anunció en un comunicado.

Los ministros de Economía y Finanzas del Grupo de los Siete, compuesto por Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Japón; mantuvieron una reunión virtual para seguir coordinando la respuesta económica de los países del bloque al Covid-19, según publicó la agencia DPA.

En el comunicado, el club de países industrializados sostuvo que la pandemia "ha exacerbado las vulnerabilidades de deuda existentes en muchos países de bajos ingresos, lo que muestra la importancia de la sostenibilidad y transparencia de la deuda para la financiación a largo plazo del desarrollo".

Así, el G7 se ha comprometido a aplicar la iniciativa de suspensión de servicio de deuda (DSSI, por sus siglas en inglés), acordada tanto por el G20 como por el Club de París.

La moratoria de pagos de deuda bilateral podría extenderse más allá de finales de 2020, si el G7 lo considera necesario.

Los países del club aplicarán la moratoria a sus agencias de crédito a la exportación y a otros entes públicos de préstamo, al tiempo que instarán a todos los acreedores oficiales a que también se sumen a esta acción.

La medida "proporcionará a esos países espacio fiscal para financiar medidas de tipo social y sanitaria para responder a la pandemia".

El G7 también valoró de forma positiva la iniciativa del Instituto de Finanzas Internacionales para coordinar la participación del sector privado en esta moratoria, al tiempo que indicaron que esperan que los bancos multilaterales de desarrollo proporcionen más detalles sobre cómo van a apoyar a los países que se beneficien de la suspensión de pagos.

A su vez, instó a los acreedores oficiales a que se adhieran a los principios y las buenas prácticas del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y el G20, para desglosar por completo los términos de la deuda pública; y a no aceptar transacciones que usen como garantía activos o ingresos no relacionados con el objetivo del préstamo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario