JxC cruzó al Gobierno por la deuda: "Está generando compromisos más altos que los que generó Macri"

Economía

Ricardo Buryaile, diputado nacional de Juntos por el Cambio y exministro de Agroindustria, cuestionó al Gobierno por la deuda en pesos. Sus declaraciones surgen tras la caída de los bonos CER, que derivaron en una fuerte suba de los dólares financieros.

Ricardo Buryaile, diputado nacional de Juntos por el Cambio y exministro de Agroindustria cuestionó al gobierno por la deuda en pesos. Sus declaraciones ocurren tras la caída de los bonos CER que derivaron en una fuerte suba de los dólares financieros.

En una reciente entrevista radial, el funcionario aseguró que "la deuda en pesos que va a dejar Alberto va a haber que reperfilarla. Está generando compromisos más altos que los que tomó Macri". Esta declaración en Futurock aparece luego de que Juntos por el Cambio saliera a defenderse de las acusaciones del gobierno por las declaraciones de ex ministros del gobierno anterior. Para el Ministerio de Economía, rumores de reperfilamiento ponen en riesgo la capacidad de financiarse del Ministerio de Economía a través del mercado. La frase no es casual: obligó al gobierno a apurar medidas para controlar la situación. Una de ellas, la suba de las tasas para mejorar los rendimientos en pesos.

El próximo 28 de junio el Tesoro enfrentará un vencimiento de deuda por casi $600.000 millones, un verdadero desafío que luce más temerario a partir de la reciente caída en la cotización (y en la demanda) de los activos en pesos ajustados por CER (inflación).

Al margen de las explicaciones dadas o de las hipótesis barajadas, el ministro Guzmán prepara una operación de pinzas. Si bien el primer paso consistió la última semana en una suba de la tasa de interés por parte del Banco Central en 300 puntos básicos, la segunda parte (más allá de las conversaciones de la flamante mesa de crisis que componen además el flamante ministro Daniel Scioli y el titular del Central Miguel Pesce) guarda una relación directa con los potenciales demandantes de los bonos que deberá renovar Guzmán a fines de este mes.

Hay preocupación. Una señal adversa podría volver a decantar una fuerte demanda de dólares en el mercado bursátil. Por eso Guzmán citó a las dos principales cámaras de bancos para debatir -el verbo se queda corto- las condiciones de lo que serán las próximas licitaciones de deuda que el Tesoro necesita.

El objetivo, en última instancia, es que esos pesos le sirvan a Hacienda para financiar su déficit y cumplir con lo comprometido con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Dejá tu comentario