Nuevo test para la deuda: Guzmán sale hoy a colocar $170.000 millones

Economía

Analistas esperan un resultado positivo ya que el menú de instrumentos está en línea con lo que el mercado demanda. Economía buscará sumar fondeo neto para cumplir la meta monetaria.

El Ministerio de Economía enfrenta hoy la última licitación de deuda en pesos de mayo en el mercado local, en la que buscará cubrir vencimientos por $166.000 millones. Además de renovar esos compromisos, espera conseguir un financiamiento adicional con el foco puesto en el cumplimiento de las metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional. Para eso, saldrá en busca de al menos $170.000 millones.

La meta monetaria es una de las tres pautas obligatorias, junto a las reservas del Banco Central y la fiscal, que el organismo internacional tendrá en cuenta en cada revisión para aprobar los desembolsos acordados. El programa con el FMI fuerza al Gobierno a conseguir financiamiento en el mercado local por 2% del PBI este año para reducir la emisión monetaria al 1% del PBI en 2022, por lo que las licitaciones del Tesoro resultan fundamentales.

En el primer trimestre del año, el Tesoro obtuvo financiamiento neto por $640.000 millones, que le permitió sobrecumplir la meta de asistencia monetaria trimestral. El grueso lo logró emitiendo bonos ajustables a la inflación, que son los más demandados por los inversores. Sin embargo, en abril buscó reducir la cantidad ofrecida de estos instrumentos, y por eso consiguió un rollover del 90%. Esta dificultad encendió alarmas, ya que hizo que en las primeras semanas de mayo se acelerara la asistencia del BCRA al Tesoro.

Sin embargo, este panorama se revirtió en la primera licitación de mayo. La Secretaría de Finanzas, que conduce Rafael Brigo, captó $783.500 millones, y entre la primera y la segunda vuelta logró un financiamiento neto por $66.000 millones. Es decir, se cubrieron todos los vencimientos acumulados y se cuenta con ese “excedente” para afrontar parte de los pagos por $166.340 millones hasta fin de mayo.

Lucio Garay Méndez, economista en Eco Go, explicó que la expectativa es conseguir un rollover cercano al 130% en cada licitación para no presionar la meta de emisión monetaria acordada con el FMI. Es decir que, además de conseguir la totalidad de obligaciones de cada mes, se requerirá un 30% adicional. En este sentido, señaló que “en la licitación de hoy se necesita conseguir $50.000 millones de financiamiento neto positivo”.

Entre los instrumentos que ofrecerá Finanzas este viernes se encuentra una Letra de Liquidez del Tesoro a descuento (Lelite), únicamente para los Fondos Comunes de Inversión, con vencimiento el 30 de junio. Por otro lado, habrá una letra a tasa variable (Lepase) del 14% con vencimiento el 16 de agosto y dos Letras a Descuento (Ledes): una con vencimiento el 31 de agosto y otra el 31 de octubre de este año. Además, se pondrá sobre la mesa una letra ajustada por CER (inflación) con vencimiento el 19 de mayo de 2023.

Por último, habrá dos Bonos del Tesoro, uno a tasa Badlar privada del 5% con vencimiento el 18 de abril del 2024, y el segundo con ajuste por CER más 1,8% que expira el 9 de noviembre de 2025.

Julio Roque Calcagnino, asesor financiero en TSA Bursátil, señaló que una de las exigencias del merado era que el gobierno acortara la “duration” de los instrumentos ofrecidos, algo que pudimos verificar en la última subasta.

“Considerando que en esta última pudo captar en primera vuelta unos $784.000 millones, el objetivo de $166.000 millones de mañana luce posible. Por el momento, y en un contexto de demanda cautiva por el cepo cambiario, el mercado prioriza en el segmento pesos los plazos cortos y cobertura inflacionaria vía CER. Esto es lo que gobierno estaría ofreciendo, principalmente con la Lecer X19Y3 (19/05/23). Cabe resaltar que, en un primer momento, el objetivo del gobierno era otro: utilizar los instrumentos CER para alargar plazos e instrumentos a tasa nominal para colocaciones de corto plazo. Estimo que el cambio se estrategia se debió a las dificultades para cumplir el nivel de roll-over compatible con el objetivo de déficit fiscal y financiamiento monetario, de en torno al 115% a 120%”, consideró Calcagnino.

Santiago López Alfaro, Presidente en Patente de Valores, coincidió en el análisis: “Estimo que la licitación va a ser buena ya que la última también lo fue, sumado a que después se terminó cubriendo con el Programa Creadores de Mercado, y eso te genera un antecedente satisfactorio. Asimismo, los mercados tanto nacionales como internacionales estuvieron bien esta semana. Por otra parte, el menú resulta atractivo. Crearon un CER nuevo, el TX25, después van con letras CER que también son bastante demandadas y el Bono Badlar. Creo que el menú está en línea con lo que el mercado está demandado”.

Dejá tu comentario