Deuda en pesos: el Tesoro cierra noviembre sin sumar financiamiento neto

Economía

Economía no pudo conseguir fondos para refinanciar los vencimientos del último llamado. Aún así, informó que pudo cubrir todos los compromisos del mes con el neto que tenía de los dos llamados anteriores.

Las luces de alarma se venían encendiendo desde hace tiempo para la deuda en pesos hasta que el problema llegó. El Ministerio de Economía colocó deuda por $219.050 millones y quedó abajo de los vencimientos que tenía que afrontar en la fecha, que sumaban $261.769 millones. Al igual que en un partido de fútbol mundialista, ahora en el Palacio de Hacienda apuestan al “segundo tiempo” para empatar. En la segunda vuelta para el grupo de creadores de mercados, que se llevará a cabo este martes, esperan conseguir la diferencia.

Economía informó, no obstante, que “con esta licitación, el Tesoro Nacional consiguió refinanciar la totalidad de los vencimientos del mes de noviembre, rechazando ofertas en niveles superiores”, tomando en cuenta el neto que tenía hasta este momento de $33.500 millones. Pero eso no alcanza para cubrir el déficit fiscal del mes.

La consultora Portfolio Personal Inversiones (PPI) indicó que “el equipo de Finanzas exhibió la peor licitación desde el 12 de abril”. “Más allá de que falta la segunda vuelta, el Tesoro está finalizando el mes con un resultado negativo ($9.218 millones) por primera vez desde abril”, señala PPI de acuerdo con sus propias estimaciones.

El menú de instrumentos ofrecidos estuvo conformado por una LELITE (exclusiva para Fondos Comunes de inversión) con vencimiento el 16 de diciembre de 2022 y cuatro reaperturas: dos LEDES con vencimiento en marzo y abril de 2023 y dos bonos dólar linked con vencimiento en abril y julio de 2023. El 75% estuvo representado por instrumentos a tasa fija y el 25% restante a instrumentos indexados al tipo de cambio oficial.

PPI indicó que “el Tesoro fue generoso con las tasas de colocación, en especial, en los dollar linked”, ya que “ambos títulos se colocaron 260 y 115 puntos básicos por encima de las tasas que mostraban en el mercado secundario antes del anuncio de las condiciones”. Por otro lado, las tasas de las Ledes fueron del 118,3% y 113,3% efectivo anual para las letras de marzo y abril, en forma respectiva.

En el mercado se plantea que en las últimas licitaciones los inversores ya estaban dando señales de saturación y una menor predisposición a refinanciar vencimientos. Conseguir financiamiento neto ahora parece más alejado de las posibilidades.

Hay que tener en cuenta que para esta operación el Ministerio de Economía le había pedido a algunas provincias que participen en la Letra a 120 días que vence en abril, que pagan mejor tasa que los plazos fijos bancarios, pero al parecer no hubo mucho respaldo por ahí tampoco.

El programa financiero, en rigor, ya luce muy desafiante. Más allá de los vencimientos de deuda que quedan por delante, Economía tiene que conseguir fondos para cubrir el déficit fiscal. Antes de que se implementara el programa Dólar Soja II se estimaba que le faltaban entre $430.000 y $500.000 millones. Pero ahora se espera que una parte de ello quede cubierta con el producido de las retenciones a las exportaciones.

Pero aún así todo luce cuesta arriba. El 14 de diciembre se va a llevar a cabo la penúltima licitación del año, que según estimaciones privadas equivale al 99% de lo que resta rollear en el año y son $405.638 millones.

En el mercado se especula entonces que la bola de mayor emisión de pesos que hará el Banco Central para comprar las divisas del dólar soja II se puede volcar al riesgo Tesoro y del BCRA. La mayor recaudación por retenciones va a quitar algo de presión sobre las necesidades de financiamiento neto.

En tanto, Economía indicó que en el marco del Programa de Creadores de Mercado este martes se efectuará la Segunda Vuelta en donde “se podrán recibir y adjudicar ofertas por hasta un 20% del total del valor nominal adjudicado en la licitación del día de hoy”.

Dejá tu comentario