Distribuidoras eléctricas advierten que congelamiento afectaría el servicio

Economía

También sostuvieron que durante 2020 llevaron a cabo inversiones por $50.000 millones, por lo que "no deben esperarse mayores cortes de suministro".

Distribuidoras de energía eléctrica nucleadas en Adeera alertaron por los efectos que una continuidad en el congelamiento tarifario podría tener en el servicio. En ese sentido, desde la Asociación emitieron un comunicado en el que expresan que “se encuentran en estado de preocupación frente a la extensión del congelamiento tarifario dispuesto recientemente en algunas zonas muy importantes del país”. A su vez, destacaron inversiones realizadas en 2020.

“Esta medida mantiene la situación de indefinición que produce una afectación directa al servicio eléctrico. Además, este congelamiento se produce en un contexto con una inflación acumulada del 80%, de la cual el servicio eléctrico no es responsable pero que sí impacta directamente en los aumentos de los costos de la prestación”, sostuvieron desde Adeera, que nuclea a 47 distribuidoras de energía.

Desde la asociación remarcaron la necesidad de llevar adelante inversiones para garantizar “las condiciones de calidad requeridas por los usuarios, como así también para sostener la operación de los más de 450.000 kilómetros de redes que existen actualmente en el país, lo que involucra a más de 80.000 personas que trabajan directa e indirectamente para prestar el servicio”.

El comunicado destaca también que entre todas las empresas se invirtieron más de $50.000 millones durante 2020, “privilegiando las redes y su operación por sobre otras obligaciones”, por lo que afirmaron que “no deben esperarse mayores cortes que los que resultan habituales en los días de altas temperaturas”.

“La situación de las distribuidoras, ya afectada por el congelamiento tarifario, se vio aún más comprometida por la pandemia. Esto se debe a la morosidad en el pago de las facturas, a las deudas que se vieron obligadas a contraer con Cammesa, a la falta de actualización del Valor Agregado de Distribución (VAD), a los altos componentes impositivos y a la reducción de la demanda industrial que no logró compensarse con el aumento del consumo hogareño”, agregó Adeera, que concluyó: “Las distribuidoras necesitan pautas más precisas para trabajar en un marco estable y así impulsar el desarrollo del país y continuar con la generación de empleo genuino tanto directo como indirecto”.

Dejá tu comentario