Dólar: BCRA cerró marzo con un saldo positivo cercano a los u$s1.500 millones

Economía

El mayorista tuvo un deslizamiento mensual de 2,4%, mientras que el solidario trepó 2,7%, el CCL 1,3% y el MEP 0,2% en el mismo periodo.

Los diferentes tipos de cambio cerraron ayer uno de los meses más estables de los últimos tiempos, producto de las intervenciones para reducir las brechas, la acumulación de divisas por parte del Banco Central y la suavización del ritmo de ajuste del dólar oficial con el objetivo de quitar presiones sobre la inflación.

En el segmento mayorista, la divisa subió ayer apenas cuatro centavos hasta los $92. De esta manera, el deslizamiento mensual de la cotización regulada por el BCRA (+2,4%) fue el más bajo desde agosto de 2020 y se desaceleró por segundo mes consecutivo (en febrero había crecido 2,9% y en enero 3,8%).

Fuentes privadas del mercado indicaron que la autoridad monetaria vendió en términos netos unos u$s60 millones para atender demanda derivada del cierre de posiciones del fin de mes y diferentes compromisos con el exterior. Sin embargo, la entidad conducida por Miguel Pesce acumuló en marzo un saldo positivo cercano a los u$s1.500 millones, el mejor resultado desde noviembre de 2019.

Además, en el año suma compras en torno a los u$s2.300 millones, mientras que desde diciembre hasta la fecha acumula adquisiciones por u$s2.800 millones.

La nueva estrategia del Central en el manejo del tipo de cambio busca funcionar como ancla para paliar la aceleración inflacionaria y las expectativas de los agentes económicos.

Federico Furiase, director de EcoGo, sostuvo en diálogo con Ámbito que no le extrañaría que el Banco Central acentúe este freno y que en los próximos meses el deslizamiento mensual del tipo de cambio oficial empiece a situarse por debajo del 2%.

En ese sentido, el economista proyecta un escenario de fuerte apreciación del tipo de cambio real ya que no prevé una reducción de la inflación en el corto plazo debido a “efectos de segunda ronda y por filtración de la brecha sobre los precios como consecuencia del alto costo de reposición de la mercadería que se puede importar”.

“Sin nafta en las reservas, con los precios de los bonos en dólares en picada y con la incertidumbre generada por la postergación del acuerdo con el FMI, esa apreciación puede generar nuevas expectativas de devaluación y un recalentamiento de la brecha, sobre todo cuando acabe el ingreso de dólares por la cosecha gruesa a partir de junio, y si se mantiene la política de tasas reales negativas”, sentenció Furiase.

Por su parte, el dólar solidario ascendió 13 centavos a $161,19 ya que el billete minorista culminó a $97,69. En el mes, exhibió un aumento del 2,7%, apenas superior al de febrero (2,6%) y por debajo del de enero (+3,2%).

En el segmento bursátil, el dólar “contado con liqui” (CCL) subió 0,5% (66 centavos) a $147,16, con lo que la brecha frente al oficial mayorista volvió al 60%. En marzo, el CCL mostró una variación de 1,3% (al alza), la más baja desde diciembre de 2019.

Paralelamente, el dólar “bolsa” aumentó en la jornada 1,4% ($1,80) a $142,19. Así el spread con el tipo de cambio mayorista ascendió al 54,6%. En marzo el MEP aumentó apenas 0,2%.

El dólar blue, por su parte, registró su tercer retroceso mensual consecutivo. La cotización se mantuvo estable en los $141, por lo cual en marzo retrocedió $5. Así, la brecha con el dólar oficial descendió al 53,3%.

Dejá tu comentario