Dólar quieto a $ 2,92 en una semana clave

Economía

• El dólar cerró ayer sin cambios la primera jornada de una semana considerada clave entre los operadores. En la City porteña, se asegura que entre los inversores reina la cautela a la espera del desenlace de una serie de cuestiones que podrían determinar el rumbo económico de aquí hasta fin de año.

En los próximos días, se definen varios temas clave. La mirada de los inversores está puesta en lo que pueda ocurrir con la negociación entre el gobierno y el FMI, además del vencimiento por u$s 2.900 millones que la Argentina deberá enfrentar el 9 de setiembre y cuya forma de pago aún no se decidió. Todo ello, sumado a factores políticos, como la elección del domingo próximo en la Ciudad de Buenos Aires, que es considerada como el primer test electoral de peso para el gobierno de Néstor Kirchner.

• Ayer el dólar cerró sin cambios a $ 2,88 para la compra y $ 2,92 para la venta durante una jornada que los operadores calificaron como tranquila. «El tipo de cambio continuará estable, flotando en una banda de entre 2,90 y 3 pesos por lo menos hasta fin de año», vaticinan los economistas de Grupo SBS, en cuyos informes destacan que los exportadores tienen 4 mil millones de dólares pendientes de liquidación hasta diciembre.

Bajo la misma tónica, desde la consultora Argentine Research, señalan que «el mercado cambiario parece haber encontrado un equilibrio de corto plazo en un rango de entre 2,90 y 2,95 pesos». Lo cierto es que ayer el Banco Central intervino con la compra de u$s 10,1 millones y, de esta forma, en lo que va del mes sumó reservas por 83,2 millones de dólares.

• La mayor flexibilización de los controles cambiarios que dispuso la semana pasada el Central tampoco modificó el panorama de la plaza cambiaria. El organismo monetario liberó buena parte de las trabas a las empresas y particulares que necesiten comprar dólares para hacer frente a sus deudas en esa moneda con acreedores extranjeros.

Por otra parte, ayer los bonos alternaron alzas con bajas. Lo mejor pasó por los Global. El que vence en 2008 -el título argentino más líquido en los mercados del exterior-avanzó 1,12%, mientras que el 2018 ganó 0,28 por ciento. Buena parte del repunte de estos títulos se debió a la caída de las tasas en Estados Unidos. Ayer, el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años bajó hasta 4,38%.

Dejá tu comentario