Advierten que a mayores restricciones cambiarias, "menos relevante" el mercado oficial

Economía

Un informe de la consultora económica señaló que, debido a la creciente incertidumbre y el acotado retorno del ahorro en pesos, la brecha cambiaria se disparó en el último mes.

Un informe de la consultora económica Ecolatina advirtió que cuanto mayor sean las restricciones cambiarias, menor será la relevancia del dólar oficial, y que la búsqueda de divisas en el mercado paralelo podría generar una mayor inflación.

“Por la creciente incertidumbre y el acotado retorno del ahorro en pesos, la brecha cambiaria se disparó en el último mes y medio alimentando las expectativas de devaluación del peso”, señala el texto.

En este marco, la depreciación del Real brasileño, que acumula más de 35% en lo que va del año, “redujo sensiblemente nuestra competitividad precio y dejó al tipo de cambio real multilateral por debajo de su promedio histórico”.

GRÁFICO ECOLATINA.png

“Pese a las restricciones a la compra de divisas y el superávit comercial, la creciente incertidumbre desató un nuevo proceso de caída de Reservas (BCRA). Para evitar que estas presiones depreciaran el Peso, el Banco Central vendió en el mercado cambiario oficial casi u$s1.600 millones en el último mes y medio. Como resultado, las Reservas netas perforaron los u$s10.000 millones a mediados de mayo”.

En este marco, el BCRA y la Comisión Nacional de Valores (CNV) profundizaron los controles cambiarios, entre otras “prohibió la compra de divisas en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) para importación de bienes a las firmas que tengan “activos líquidos” en moneda extranjera o hayan reducido deudas con el exterior en relación con el 1 de enero de 2020”.

A partir de esta medida “muchas empresas tendrán que importar usando dólares ahorrados que valen más que los comprados en el MULC, es probable que sus productos suban de precio”. En síntesis, las cotizaciones paralelas tendrán un impacto más significativo en la inflación.

Además, esta restricción llevará a muchas firmas a desistir de algunas operaciones comerciales. En un país tan incierto y volátil como Argentina, tener que desprenderse de divisas propias para importar conlleva un riesgo muy alto. Quienes no estén seguros de poder vender y obtener una ganancia de aquello que importen, posiblemente dejen de hacerlo. En este sentido, muchos bienes que son rentables a un precio de importación de 68 ARS/USD no lo son a otro de 110 ARS/USD.

En consecuencia, “podemos afirmar que esta última medida actuará como una suerte de “devaluación encubierta” sobre aquellas firmas que queden afuera del MULC”. Pese al impacto negativo sobre el golpeado entramado productivo, el endurecimiento del cepo reducirá la demanda de divisas, permitiéndole al BCRA volver a comprar dólares (como sucedió el último viernes) y dándole al gobierno tiempo para lograr un acuerdo con los acreedores Ley extranjera (el presidente del BCRA mencionó que los controles se flexibilizarían si hay canje) y para lanzar un programa para potenciar la recuperación post-cuarentena.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario