Brecha: analistas creen que hay margen de maniobra

Economía

Sobre todo en el CCL, aunque anticipan volatilidad en el blue debido al año electoral.

Los operadores del mercado le creen al ministro de Economía, Martín Guzmán, y al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, cuando afirman que tienen “espalda” para mantener la actual brecha cambiaria. Confían en que no se vislumbra una explosión de la cotización del dólar pese a la suba de las últimas semanas, y por lo tanto, no ven que haya riesgo de traslado a los precios.

A pesar de que la diferencia entre el dólar oficial y el blue haya escapado a niveles cercanos al 90%, el billete que vende el gobierno para el comercio exterior no está muy atrasado y los importadores no se verán presionados a trasladar los costos. Al respecto, Ámbito consultó la opinión de economistas y analistas sobre efectos de la brecha.

Javier Marcus, gerente de Negocios de la administradora de fondos comunes Southern Trust, afirmó que en los niveles que muestra la brecha tras la suba del dólar en los últimos días “parece que no va a tener mayores efectos sobre los precios” ya que según dijo “el gobierno tiene bastante controlado el dólar oficial”. Afirmó que la franja entre la cotización oficial y las diferentes versiones de dólar que se constatan ahora “están muy por debajo de los que teníamos en noviembre del año pasado” por lo que el escenario “no parece descontrolado”. “Inclusive en los mercados de futuros quedó reflejado el viernes que los operadores creyeron esto que dijeron Pesce y Guzmán de que no van a aumentar las tasas”, agregó el analista quien señaló que “lo que hay que tener en cuenta es que siempre que hay elecciones aumenta la dolarización”.

“El BCRA tiene más reservas de las que tenía el año pasado por la liquidación de la soja y por otro lado tiene todo poder de fuego con los futuros porque no tiene posición. El consenso es que hasta las elecciones nadie ve una devaluación”, señaló el economista quien consideró que el escenario se mantiene en estas condiciones gracias a las restricciones para acceder al mercado de cambios.

Claudio Caprarulo, economista de la consultora Analytica, opinó que hay “dos brechas” la del oficial con el blue y la del Contado con Liquidación (CCL). En términos de volúmenes operados considera que la segunda es la más importante, pero por las expectativas, la primera cobra relevancia. Respecto del “paralelo” opinó que “va a seguir el ruido” en lo que resta del año debido a las elecciones legislativas. Con relación al CCL, indicó que “el BCRA logró acumular un colchón de dólares en la primera mitad del año que crecieron en la última semana u$s 3,700 millones, y tiene buena posición para intervenir en futuros y en el mercado de contado con liquidación”. Al respecto, añadió que “el gobierno está poniendo toda la carne al asador para mantener la brecha en torno del 75% al 80%”. “Por eso creemos que es difícil que la brecha se dispare. Lo que ocurre es que la mirada del mercado es prospectiva. Lo que se pregunta es si este tipo de cambio es compatible con una economía a la cual se le empiezan a liberar viajes y afrontar pagos de deuda. Si el gobierno da señales de que va a aumentar la oferta de dólares y logra un acuerdo con el FMI, se podrá llevar mayor certidumbre”, opinó.

Mara Pedrazzolli, del Departamento de Economía Polìtica, del Centro Cultural de la Cooperación, remarcó que al ver los movimientos de flujos de dólares de corto plazo “no hay señal de crisis cambiaria o de algo que entre en combustión”. Consideró también necesario seguir el denominado “tipo de cambio real” ya que a su criterio “no se ve una atraso que anticipe una recomposición de precios relativos”. Estimó que la suba del dólar blue es “algo muy coyuntural” y que “no se ve una brecha ubicándose por encima del 90% como hubo a fines del año pasado”.

Temas

Dejá tu comentario