El Banco Mundial aprobó crédito por u$s 350 millones

Economía

El Banco Mundial (BM) aprobó ayer un préstamo de u$s 350 millones para financiar el nuevo esquema previsto para el plan Jefes y Jefas. Se trata de un cambio que fue anunciado hace poco menos de un mes por el Ministerio de Trabajo, por el cual se buscará darles mayor capacitación a quienes queden dentro de este esquema.

A través de un comunicado, el organismo multilateral informó que también se buscará «fortalecer la administración y el manejo del programa». Este es un punto sensible, ya que a mediados del año pasado se había suspendido el desembolso debido a que el BM encontró irregularidades en el listado de beneficiarios correspondiente al padrón de 2003.

Pero luego de la depuración de quienes reciben el beneficio, una nueva auditoría de la institución dio el visto bueno y el directorio en Washington otorgó finalmente su aprobación. El nuevo presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, está especialmente empeñado en reducirlos niveles de corrupción tanto dentro de la entidad como en el uso de los créditos que otorga a los países. El préstamo tiene una duración de 13 años y medio y 4 años y medio de período de gracia para comenzar su devolución.

El director del Banco Mundial para la Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, Axel van Trotsenburg, explicó que la implementación de ese subsidio «tuvo un papel clave en contener la expansión de la pobreza y en aliviar la tensión social ante el colapso económico más grande de la historia del país».
Van Trotsenburg señaló en el comunicado difundido por el BM que la institución «apoya fuertemente la transición del programa de emergencia hacia uno que esté orientado a colaborar en la búsqueda y obtención de empleo, y para que aquellos que lo necesiten continúen cubiertos por una red de seguridad social enfocada en apoyar la educación y salud de sus niños».

Además del nuevo enfoque del plan Jefes, también se estará financiando el traspaso de miles de beneficiarios (se calcula unos 400.000) que pasarán al Plan Familias. Se trata de un programa destinado a las madres que están a cargo de sus hijos y que tienen escasas chances de reinserción laboral. Apunta más bien a asegurar la escolaridad y vacunación de los niños, imitando esquemas similares al que ya aplican programas en Brasil y México.

Por otra parte, el staff del BM tiene previsto elevar al directorio del organismo multilateral de crédito el nuevo marco de relación con la Argentina para los próximos tres años, que incluye un programa de inversión en proyectos de infraestructura y políticas sociales.

Dejá tu comentario