El BCE supervisará a las entidades financieras

Economía

La cúpula de la UE propondrá que el Banco Central Europeo supervise a las 6.000 entidades financieras de la zona del euro, incluidas las cajas de ahorro y los bancos regionales públicos. El grado de la vigilancia directa, sin embargo, podría variar según el tipo de entidad y el papel de otros organismos reguladores.

Así lo informó el diario alemán Handelsblatt, donde cita fuentes de la Comisión Europea (CE) que lo aseguran. De acuerdo al periódico, el ejecutivo de la UE desea que el BCE asuma la supervisión de los bancos y no solamente de los más importantes.

Con esta proyección, la CE se enfrenta al Gobierno alemán, dado que la canciller, Angela Merkel, señaló en la cumbre europea de finales de junio que solo es necesario que el BCE supervise los 25 mayores bancos de la zona del euro, es decir, los considerados sistémicos.

El portavoz del Mercado Interior y Servicios Financieros de la Comisión, Stefaan De Rynck, afirmó hoy que la CE está ultimando la propuesta, que será presentada en torno al 11 de septiembre. Aclaró también que en un sistema de supervisión único las normas comunes deben aplicarse de manera coherente en toda la unión bancaria y a todos los actores financieros.

En ese sentido, señaló que "hemos visto en el pasado que riesgos sistémicos pueden surgir de bancos que no son mencionados mucho en los medios y de repente se convierten en sistémicos, de manera que es difícil definir qué es un banco grande, qué es un banco sistémico, por lo que tenemos que asegurar que en la unión bancaria el sistema de supervisión sea capaz de cubrir todos los bancos". Sin embargo, el funcionario aclaró que aún se desconoce cómo se articulará este principio con respecto a los tipos de bancos y todas las entidades de la Eurozona.

No obstante, está definido que la Autoridad Bancaria Europea (ABE) tendrá un papel clave junto al BCE a la hora de salvaguardar la unidad y la coherencia del Mercado Único, según señaló De Rynck. Aún resta aclarar cómo se relacionarán el Banco Central y la ABE con los supervisores nacionales.

Un funcionario europeo indicó que, evidentemente, los supervisores disponen de los recursos humanos necesarios para implicarse en este sistema, y aseguró que también se dejará abierta la posibilidad de que se sumen al mecanismo los países que no forman parte de la Eurozona.

Las nuevas tareas de supervisión tendrán que ser aprobadas por unanimidad por los 27 países miembros en el caso del BCE y por mayoría cualificada en el de la ABE. La misma fuente recalcó que, obviamente, al hablar de "todos los bancos", se incluyen también las cajas de ahorro y los bancos regionales públicos.

Dejá tu comentario