13 de abril 2007 - 00:00

"El crecimiento del primer bimestre será de entre 8 y 8,5%"

Felisa Miceli en la reunión del G24
Felisa Miceli en la reunión del G24
La ministra de Economía, Felisa Miceli, aseguró hoy en Washington que la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) argentino del primer bimestre fue de entre 8 y 8,5 por ciento, tras rechazar la sugerencia del titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, de desacelerar la economía para contener la inflación.

"Estamos creciendo muy bien y a tasas altas", señaló la titular del Palacio de Hacienda en declaraciones a agencias internacionales de noticias, poco antes de la reunión del G-24.

Allí, la ministra dijo que "en los primeros dos meses del año, el crecimiento fue de entre el 8 y el 8,5 por ciento".

Miceli se reunió ayer con Rato, en el Center For Economics Policy and Research, en Washington, la entidad que lidera el Premio Nobel Joseph Stiglitz, uno de los economistas más críticos frente al accionar del FMI.

Durante ese encuentro, Miceli reiteró el rechazo del Gobierno argentino a la sugerencia de Rato de subir las tasas de interés para desacelerar la economía y contener la inflación.

"Cuando subieron las tasas de interés, en el Banco Central hubo una avalancha de capitales. Si subimos la tasa no tendrá efecto en la demanda y tendremos una apreciación del tipo de cambio y nos veremos obligados a emitir más para mantener un tipo de cambio competitivo", sostuvo Miceli en ese encuentro.

Además, Rato criticó la política de controles de precios aplicada por la Argentina y advirtió que constituye una "solución de corto plazo" para combatir la inflación.

El número uno de ese organismo multilateral alertó que observa "un incremento en la inflación y en el gasto público que está reduciendo el equilibrio fiscal" y volvió a cargar contra la política elegida por el Gobierno para contener la suba de precios:
los controles.

Consideró que "las medidas administrativas son una solución de corto plazo para las presiones inflacionarias y la política monetaria debería jugar un papel más importante" para controlar la inflación en el país.

Al presidente Néstor Kirchner le cayeron mal las declaraciones de Rato, y salió ayer fuertemente a responderle que se dedique "a hablar de otros", ya que "la Argentina no lo necesita más".

En coincidencia con eso, Miceli le pidió Rato que se convenza de que "el superávit fiscal para nosotros no es una variable de ajuste, es un objetivo".

Pese a que Rato puso de relieve los problemas financieros que enfrentan las provincias, la titular del Palacio de Hacienda aseguró que todas las provincias cumplen con la Ley de responsabilidad fiscal.

También señaló que la provincia de Buenos Aires tiene un problema estructural, que requerirá tiempo para resolverse.

Miceli participa hoy de un encuentro del G24 y se refirió al crecimiento económico argentino del primes bimestre poco antes de ingresar al mismo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar