28 de junio 2005 - 00:00

El crudo asusta, pero no lastima

El crudo asusta, pero no lastima
Por más que algunas mentes simplistas se esfuerzan en difundir la idea de que la relación inversa entre el precio de las acciones y el del petróleo es directa, la realidad es que sigue caminos oscuros e incluso contradictorios que obligan a ser muy prudentes. Por caso, mientras dos semanas atrás el barril "volaba" casi 8,5%, el S&P ganaba 1,3%. De la misma manera, mientras ayer por la mañana el crudo trepaba por encima de los u$s 60 por barril -marcando un máximo de u$s 60,95 por barril a la una de la tarde-, veíamos que tanto el S&P 500 como el Dow se movían mayoritariamente del lado ganador. Pero cuando por la tarde el "oro negro" comenzó a ceder algo de lo ganado (cerró en u$s 60,54), volvió a cundir el desánimo, y los tres principales indicadores del mercado accionario pasaron a moverse del lado perdedor. Para complicar un poco más el panorama, a partir de las tres de la tarde, cuando cierra la operatoria oficial en commodities, nuevamente el Dow y el S&P 500 pasaron al lado ganador. Si bien el brío no era el de la mañana, de todas formas, el cierre del Promedio Industrial en 10.290,78 puntos (una merma de 0,07%) mostraba un mercado que había resistido fácilmente el quinto récord nominal consecutivo del precio del petróleo. Menos llamativa, pero más preocupante, fue ayer la nueva baja de la tasa de los treasuries a 10 años, que cerró en 3,909% a pesar de que este jueves el Comité Abierto de la Fed elevaría el costo de los fondos federales a 3,25%. Si bien es poco probable que ocurra, de mantenerse la actual tendencia, en diciembre podríamos ver el absurdo que el costo de dinero a un día supere el costo a 10 años. Algo tiene que cambiar.

Dejá tu comentario

Te puede interesar