El precio del petróleo tocó su máximo de los últimos once meses

Economía

El barril de Brent subió el 1,65%, a u$s56,58, luego de tocar su nivel más alto desde febrero del año pasado al inicio de la sesión.

El precio de petróleo alcanzó ayer un máximo de once meses, al ubicarse apenas por debajo de los u$s57 el barril, reforzado por los planes de Arabia Saudita para limitar el suministro, lo que contrarrestó las preocupaciones de que el aumento de casos de coronavirus en el mundo reduzca la demanda de combustible.

Así, el crudo Brent (de referencia en el país) subió un 1,65%, a u$s 56,58 el barril después de tocar su nivel más alto desde febrero pasado en 56,75 dólares. El West Texas Intermediate (WTI), por su parte, ganó un 1,84%, a 53,21.

La suba se dio porque Arabia Saudita planea recortar la producción en 1 millón de barriles por día (bpd) más en febrero y marzo para mantener los inventarios bajo control. El recorte saudí es parte de un acuerdo liderado por la OPEP, en el que la mayoría de los productores mantendrán la producción estable en febrero. Los recortes récord del año pasado de la OPEP y sus aliados ayudaron al petróleo a recuperarse de los mínimos históricos alcanzados en abril.

“El petróleo continúa recuperándose”, señaló el analista Carlo Alberto De Casa, de ActivTrades, a la agencia AFP, y agregó: “La modesta baja observada el lunes en los primeros intercambios fue una pausa temporal. Los inversores continúan apostando a la continuación del repunte de la demanda mundial en los próximos meses, luego de un año 2020 difícil”.

Pero el cumplimiento de la OPEP+ de las restricciones a la producción de petróleo prometidas cayó al 75% en diciembre, uno de los niveles más bajos desde que comenzó el pacto de suministros en mayo de 2020, según afirmó ayer la firma Petro-Logistics, lo que podría afectar los precios del petróleo.

También se espera que la producción de petróleo de Estados Unidos caiga en 190.000 barriles por día (bpd) en 2021 a 11,1 millones de bpd, según un informe de la Administración de Información de Energía, una disminución menor que su pronóstico anterior de una caída de 240.000 bpd.

“El almacenamiento en Cushing está solo 10,2 millones de barriles por debajo del récord histórico, por lo que no hay ningún problema con el suministro aquí en Estados Unidos, pero el complejo (petrolero) está respondiendo positivamente a esta charla sobre una oferta insuficiente”, dijo Bob Yawger, director de futuros de energía en Mizuho.

El petróleo también ganó por las expectativas de una caída en las reservas de crudo de Estados Unidos. Los analistas esperan que los inventarios de crudo caigan 2,7 millones de barriles por quinta semana consecutiva de caídas.

Dejá tu comentario