En Bolsa, "bueno" no implica ganar

Economía

Tal vez la variación que tuvieron los principales índices en la semana parezcan no reflejarlo, pero la que acaba de terminar puede definirse como una "buena semana". No por 0,1% que ganó el promedio industrial, ni mucho menos por 0,4% que retrocedió el S&P 500 o 2,8% que se derrumbó el NASDAQ; fue "buena" porque los precios reflejaron la información disponible más que alguna manía especulativa o depresiva. Es cierto que alguien podría cuestionar esta aseveración al ver que de los 90 integrantes del S&P que publicaron sus balances, 68 reportaron números mejores que los esperados, 13 estuvieron en línea con los cálculos de los analistas y apenas 9 desilusionaron a sus tenedores. El problema es que desde los mínimos de hace un año, el S&P ha crecido casi 40%, lo que puede haber sido demasiado, y finalmente se reconoce que la inflación más tarde o más temprano derivará en una suba de tasas. La última rueda no fue sino reflejo de esta racionalidad, con el Dow ganando 0,52% para quedar en 10.451,97 puntos, mientras el NASDAQ retrocedía 0,51%. Si la experiencia es alguna indicación para el futuro, no deberíamos esperar que los 178 estados contables que se difundirán de hoy al viernes próximo, a pesar de los pesos pesados como Coca-Cola, American Express, el JP Morgan Chase, Microsoft, Pfizer, etc., modifiquen radicalmente el comportamiento de los inversores. Lo mismo podríamos afirmar sobre la data macro que va desde el "Libro beige de la Fed", el reporte de bienes durables, hasta lo que pueda decir Alan Greenspan al Comité Conjunto del Congreso.

Dejá tu comentario