En mayo la economía tuvo el mayor crecimiento del año: 10,5%

Economía

La economía en su conjunto creció en mayo el 10,5 por ciento respecto del mismo mes del año anterior y acumula en los primeros cinco meses de 2005 una mejora del 9 por ciento, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El organismo difundió hoy las cifras del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), que durante mayo subió el 0,6 por ciento en relación a abril y acumuló en los cinco primeros meses del año una mejora del 9 por ciento, lo que permite estimar que el presente año culmine con un incremento del orden del 6 o 7 por ciento.

El EMAE está construído con varios de los indicadores con los que se conforma el Producto Bruto Interno (PBI) y por eso se lo considera un anticipo de los resultados de la economía.

Esta suba interanual del 10,5 por ciento de la economía en su conjunto durante mayo estuvo apuntalada por un crecimiento del 8,5 por ciento en la industria.

Durante ese mes la inflación rondó el 0,6 por ciento y los precios de la canasta básica bajaron el 0,1 por ciento, lo que ayudó para que los niveles de consumo en los grandes supermercados aumentaran durante mayo en términos nominales un 8,3 por ciento en relación a igual mes del año pasado.

Según el Relevamiento de Expectativas del Mercado que realiza el Banco Central entre economistas y consultores financieros, la economía crecerá este año alrededor del 7 por ciento, y la inflación rondará el 10,5 por ciento.

Hasta ahora, y a pesar del incremento del 10,5 por ciento interanual del EMAE, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, considera que el PBI crecerá en 2005 alrededor del 6 por ciento, y desestima que esa marca represente un "enfriamiento" de la economía en su conjunto, como señalan algunos economistas, luego de dos años de subas consecutivas del 9 por ciento.

Lavagna considera que "para mantener esa tasa de crecimiento excepcional" del 9 por ciento anual, es necesario lograr un nivel de inversión de entre el 35 y 40 por ciento del PBI. Conseguir esos niveles de inversión llevarían a la administración a "olvidarse del crecimiento del consumo", algo que Economía desestima por completo.

Por eso Lavagna ha lanzado en los últimos meses una serie de medidas para estimular las iversiones y llevarlas hasta el 23 por ciento del PBI, desde el 21 por ciento en que se encuentra en estos momentos.

Este nivel de inversión garantizaría un crecimiento del 6 por ciento anual, "una tasa razonable para Argentina, la cual permite equilibrar la inversión y el consumo", aseguró Lavagna.

"Si estamos en el cuarto año de expansión consecutiva es porque ha habido un fenomenal aumento del consumo, aumento del empleo, de la inversión, de la productividad y de los salarios, y todo eso hace al poder de compra", aseguró.

Dejá tu comentario