En medio de la crisis europea, Merkel vacaciona en Italia

Economía

La canciller alemana, Angela Merkel, celebró Semana Santa en la isla de Ischia junto a su marido, el fin de semana posterior a que se confirmara la quita a depósitos chipriotas bancarios.

El descanso de la mandataria suscitó críticas entre la prensa europea, ya que es una de las que impulsó los recortes en la Eurozona y la obligación de que las cuentas bancarias de Chipre deban sufrir un ajuste a cambio del rescate financiero liberado por la troika.

En ese contexto, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, garantizó que los depósitos en los bancos de la eurozona están a salvo y que la situación chipriota es "un caso especial".

El funcionario germano se distanció, así, de las declaraciones formuladas por el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, quien declaró el lunes pasado que el corralito impuesto en Chipre que aplica un gravamen sobre los depósitos de ahorristas podría aplicarse en próximas crisis, recordó Europa Press. "Chipre es, y seguirá siendo, un caso especial. Las cuentas de ahorro en Europa están a salvo", declaró el ministro al diario alemán Bild.

A esto le agregó que "los otros países de la eurozona hemos tenido que intervenir asi como el Eurogrupo ha decidido que los acreedores asuman los costos del rescate. En otras palabras: aquellos que ayudaron a crear esta crisis". El ministro se mostró convencido de que Chipre será capaz de devolver completamente la ayuda, aunque su economía "tendrá que atravesar un largo y doloroso periodo de ajustes".

Dejá tu comentario