Avances en energía renovable

Economía

El proyecto de la Central Térmica San Alonso, la segunda planta de generación de energía eléctrica a partir de biomasa forestal de Grupo Insud, continúa avanzando en la etapa de construcción y adquisición de maquinaria. El objetivo es entrar en operaciones en los primeros meses de 2021.

Según la Subsecretaría de Energías Renovables, la participación de estas energías en el cubrimiento de la demanda eléctrica nacional pasó de representar un 2,2% en 2016 a un 7,9% en septiembre de 2019. El objetivo fijado por la Ley 27.191 para 2025 es alcanzar un 20% de los MW necesarios para proveer al sistema eléctrico argentino. En este contexto, Central Térmica San Alonso es uno de los 88 proyectos adjudicados del programa RenovAR 2, impulsado por el Gobierno nacional con el fin de diversificar la matriz energética para promover la seguridad de suministro y el cuidado ambiental.

Actualmente acaba de finalizar la obra civil del turbogenerador y se encuentran en proceso la obra civil de la torre de enfriamiento, la caldera y la estación transformadora. En paralelo, se encuentra próxima la entrega del turbogenerador Siemens y se están fabricando parte de los equipos necesarios para continuar con los tiempos planificados.

La central, ubicada en Gobernador Virasoro, Corrientes, producirá 37 MW de energía eléctrica para el Sistema Interconectado Nacional a partir de biomasa forestal. Al igual que FRESA, Central Térmica San Alonso se abastecerá de los subproductos de la cosecha y la industria forestal, como chips, cortezas y aserrín, que en la actualidad no tienen un uso industrial. La utilización de estos materiales evitará incendios y reducirá las emisiones de gases producidos por la descomposición de este material orgánico.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario