Autoridades de la Fed se muestran cómodas con una inflación anual de hasta 2,5%

Economía

Tras cambiar el enfoque de la política monetaria, dos autoridades de la Reserva Federal dijeron que no les preocuparía dejar las tasas de interés cerca de cero aunque la inflación avance a niveles no vistos de forma sostenida en unos 30 años.

Tras cambiar el enfoque de la política monetaria, dos autoridades de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) dijeron que se sentirían cómodos con dejar las tasas de interés cerca de cero aunque la inflación avance a niveles no vistos de forma sostenida en unos 30 años. El foco está puesto en abordar los problemas de empleo.

Los representantes del banco central norteamericano anticiparon que, incluso cuando la propagación del coronavirus esté controlada y el desempleo haya bajado un poco, es posible que tengan que acelerar la velocidad de las políticas expansivas.

Según el jefe de la Fed de Chicago, Charles Evans, ese impulso podría tomar la forma de prometer mantener las tasas de interés cerca de cero hasta que la inflación anual alcance el 2,5%, muy por encima de los bajos niveles actuales y modestamente por encima del actual objetivo de la entidad, que se ubica en el 2%.

"Me sentiría cómodo con que la inflación suba al 2,5% siempre que intentemos promediar tasas de inflación muy bajas", dijo Evans a periodistas en una teleconferencia.

En una línea similar, el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, aseguró que no le preocuparía que las subas de precios se acercaran al 2,4% anual.

"Mientras veamos que la trayectoria se mueve de manera que sugiera que no nos estamos alejando demasiado de nuestro objetivo, me siento cómodo simplemente dejando que la economía funcione y que se desarrolle", dijo Bostic en una entrevista con Wall Street Journal.

La mayoría de los funcionarios de la Fed siente que el próximo paso para apoyar la economía debe provenir del Congreso.

"La política partidista amenaza con poner en peligro un alivio fiscal adicional", dijo Evans, en uno de los reproches más duros hacia los legisladores que durante meses no han logrado acordar el tamaño de un nuevo paquete de ayuda.

"Una falta de acción o una inadecuada presenta un riesgo a la baja muy significativo para la economía hoy", agregó.

Evans fue el arquitecto de un enfoque adoptado por la Fed en 2012 en el que prometió no subir las tasas hasta que el desempleo cayera por debajo del 6,5% siempre que se proyectara que la inflación no superara el 2,5%.

"Creo que la forma en que lo hicimos en 2012 no es poco atractiva, (pero) nuestro entorno es algo diferente ahora porque decimos que queremos promediar el 2%", dijo Evans.

Si bien el indicador de inflación preferido por la Fed, el índice PCE subyacente, se movió por sobre el 2,4% varias veces en 2006 y 2007, la última vez que lo hizo durante un período sostenido fue a inicios de la década de 1990.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario