Guzmán buscará “salvar” el pago de unos u$s4.522 millones al Fondo

Economía

Según Economía, forman parte del crédito por u$s44.700 M que se negocia con el FMI.

Argentina buscará que los u$u1.892 millones pagados el 22 de diciembre pasado al Fondo Monetario Internacional (FMI) vuelvan a las reservas del Banco Central. Lo mismo que los u$u738 millones que se le deben liquidar al organismo que maneja Kristalina Georgieva, y que serán liquidados, al igual que el pago de diciembre, con los dólares que quedan en la entidad que maneja Miguel Pesce. Y también los u$s1.892 millones que se liquidaron por intereses en septiembre pasado. La idea del ministerio de Economía, es que los u$u4.522 totales, regresen a las reservas entre marzo y abril de 2022.

Según el criterio que el ministro de Economía, Martín Guzmán, está negociando con el organismo, ese dinero forma parte del total de los u$s44.700 millones que Argentina está discutiendo en el nuevo acuerdo, con lo que correspondería que de llegar a buen puerto las conversaciones; ambos pagos ya concretados en septiembre y diciembre formen parte del monto a liquidar hacia delante. En consecuencia, tendría ser dinero que debería volver al país.

El argumento de Guzmán parece tener puntos a favor. Argentina negocia cómo pagar los u$s44.700 millones que el FMI le prestó hasta septiembre de 2019 durante el gobierno de Mauricio Macri. El Facilidades Extendidas no es en realidad un plan de pagos de lo que se liquidó, sino un nuevo préstamo por el monto exacto que se liquidó hasta ese mes del 2019. El cronograma que se discute es el plan de liquidaciones de ese préstamo, en un plan de pagos a 10 años comenzando a pagar en 2025, acelerando las liquidaciones en 2026.

Sería, en términos financieros, no un rollover de lo ya prestado; sino un nuevo crédito por un monto determinado. Y como se negocia el total de los u$s44.700 millones; lo pagado tendría que volver. Especialmente la liquidación realizada en septiembre y la concretada en diciembre. Afirman desde Buenos Aires que las argumentaciones parecen razonables y que si hay acuerdo final en tiempo y forma, el dinero girado en ambos casos podría volver.

De lograr esta meta, para el Gobierno sería una noticia especialmente positiva. Al país le quedarían disponibles unos u$s 4.522 millones para ejecutar durante el 2022. Y como se trata de dinero que proviene de los DEG del propio FMI, podrían ser utilizados para paliar las consecuencias de la pandemia, según la fórmula original de lo que marcaba el propio organismo como destino del dinero. Si se aceleran las negociaciones, también podrían entrar en juego los u$s738 millones que se le deben pagar al FMI en enero, y que también debían liquidarse con los DEG.

De lo que no podrá zafar el gobierno es de pagarle al Club de París los u$s195 millones correspondientes a la segunda cuota del acuerdo cerrado con ese organismo en junio de este año y que implica dos cancelaciones antes del cierre final de marzo del año próximo cuando deberían pagarse al Club unos u$s 1.900 millones por el préstamo total. La intención de Guzmán es que una vez cerrado el Facilidades Extendidas comenzar a negociar con los países que integran ese otro organismo.

Temas

Dejá tu comentario