Los DEG residuales (y qué hacer con ellos): la nueva especulación de los mercados

Economía

Se trata del remanente luego de pagar vencimientos con el FMI. Según un informe de Equilibria, serían menos de u$s700 millones.

El Gobierno y el mercado comenzaron a especular sobre el uso y disponibilidad de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que llegaron el lunes desde el Fondo Monetario Internacional (FMI). Y cuánto de ese dinero quedará efecticamente disponible para que se ejecute política económica activa. Esto es, direccionar dólares hacia destinos que no sean el pago de los intereses de deuda que habrá que liquidarle al organismo que dirige Kristalina Georgieva. Ya se sabe que parte de los u$s4.355 millones serán inevitablemente destinados a pagar el vencimiento de deuda del 30 de septiembre con el FMI por unos u$s1.800 millones. Esto implicará que sólo podrá contabilizar el Gobierno unos u$s2.500 millones luego del pago al organismo; algo que inevitablemente deberá ser ejecutado con estas divisas. A partir de ese momento todo dependerá de la velocidad con la que el Gobierno de Alberto Fernández cierre las negociaciones y presenten en sociedad el acuerdo de Facilidades Extendidas reloaded con el Fondo.

Por lo que se sabe, y adelantó este diario, en sus líneas generales ya están estipulados los lineamientos del tratado, al menos para alcanzar una Carta de Intención que luego debería aprobar el “board” del organismo. La gran pregunta es si a este punto trascendental se llega antes o después del último pago al FMI del año, por otros u$s1.800 millones por la cuota final del 2021 del Stand By firmado por Mauricio Macri en 2018. Si el Gobierno cerrara el Facilidades Extendidas entre septiembre y la primer quincena de diciembre, esos u$s1.800 millones quedarían para reforzar las reservas y para ser utilizados en el ejercicio 2022 libremente para políticas activas. Si no se cerrara el acuerdo antes de esa fecha, lo que al Ejecutivo le quedaría disponible, serían el residual de ese dinero. Incluso el total de las divisas serían menos, calculando también como fuente de dólares a los DEG para pagar además otros vencimientos con organismos financieros internacionales como el BID y el Banco Mundial, más otros gastos administrativos con el propio Fondo Monetario.

Según el último informe elaborado por Equilibria Macrofinance, este dinero residual que quedaría de los DEG ingresados el lunes, serían “menos de u$s700 millones, que le alcanzaría para pagar casi todo el vencimiento de principal de enero, (unos u$s730 millones)” pero que “no dará resto para afrontar el pago de intereses por u$s370 millones agendado para febrero, ni la amortización de principal por u$s3.590 millones de marzo”. Este pago corresponde a la primer cuota importante (de un total de cuatro) de capital e intereses del 2021 del Stand By; vencimiento que Argentina tiene determinado no pagar, en función de aspirar a alcanzar antes un acuerdo con el FMI y evitar algo no querido por ninguna de las partes interesadas, como sería un eventual default con el organismo. Lo que no se puede ni se quiere es utilizar reservas para este fin.

El informe de Equilibria, habla también de las proyecciones del déficit primario para los próximos meses. Según la consultora, se espera “una aceleración del déficit primario en los próximos meses, que sumaría 2,6 puntos del PBI entre agosto y diciembre (3,3% en todo el año), de los cuales 0,7 puntos vendrán de las medidas de ampliación de programas sociales, bonos a jubilados y refuerzos de asignaciones en el marco del ‘push electoral’ para dinamizar el consumo. Asimismo, prevemos un empujón adicional por el lado del gasto de capital y los programas de crédito a tasas subsidiadas, sumando otros 0,3 puntos del PBI”. Para el informe, “los 2,6 puntos del PBI de déficit que proyectamos para el período agosto-diciembre, implican financiar un rojo de AR$ 1,1 billones”.

Temas

Dejá tu comentario