Fracasa acuerdo por carne y comienzan medidas de fuerza

Economía

Con el conflicto de la carne a un paso de estallar -las carnicerías siguen remarcando y hoy ya habrá medidas de fuerza en el sector-, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sigue sin poder llegar a un acuerdo. Ayer recibió una negativa del sector frigorífico y de la producción que consideró «desactualizada» la propuesta que el funcionario puso sobre la mesa con la intención de fijar precios para el ganado en pie y la media res.

Hasta bien entrada la noche, Moreno discutió en su oficina con el titular de CADIF, Américo Bermejo, y un representante de la Industria Cárnica Argentina (Unica). Un tercer representante, Miguel Schiariti, titular de la Cámara de Industria del Comercio de la Carne (CICCRA), se retiró ofuscado cerca de las 20, ante la demora en ser atendidos. Más temprano había habido contactos con la Sociedad-Rural. El secretario de Agricultura, Javier de Urquiza, se sumó tarde a la frustrada negociación que se dio en un clima de malestar. «Moreno no nos acercó ningún número desde la reunión del jueves pasado, y ahora pretende aplicar precios fijos con valores muy desactualizados. Así la situación empeora», lamentó una fuente del sector privado.

  • Propósito

    La intención oficial incluía la fijación de precios para la hacienda -algo que es rechazado de plano por los productores-y la media res a salida de fábrica. Las cifras propuestas ayer estaban por encima de 10% respecto de las del último acuerdo firmado en mayo de 2007 y vencido el 31 de diciembre. En ese entonces, se estipuló que a la salida de fábricael kilo de ternero debía valer $ 5,70 más IVA.

    «Los precios están totalmente desactualizados. Pero no es ése el único problema. Lo que hace falta es una política para todo el sector, que incluya incentivos y subsidios para la producción; que beneficie a toda la cadena», graficó uno de los convocados por Moreno.

    En los días que siguen los desorganizados interlocutores del Gobierno (Moreno a la cabeza, seguido por De Urquiza, Alberto Fernández y Martín Lousteau) seguirán negociando contra reloj una salida para intentar sujetar los precios, ya sea vía subsidios -a la media res o al consumo-, la creación de una docena de «cortes populares», la reducción de exportaciones o la fijación de precios.

    Mientras tanto, la carne trepó esta semana 20% en las carnicerías respecto de fines de 2007 y, a la vez, los ánimos se tensan cada vez más en el campo. CARBAP y FAA amenazan con medidas de fuerza desde hace días -no sólo por la carne, sino también contra las políticas para el trigo y la leche-.

    Por lo pronto, los trabajadores de la industria de la carne realizarán hoy un paro y una mo-vilización a la Secretaría de Agricultura y al Ministerio de Economía, en protesta por la política ganadera oficial y el posiblecierre de las exportaciones cárnicas. La medida fue tomada por un plenario de delegados del Sindicato de la Carne de Buenos Aires (SICGBA), que también presentará en el Palacio de Hacienda un petitorio con « propuestas para salir de la crisis» en el mercado cárnico y pedirá que se declare el estado de emergencia en el sector.
  • Dejá tu comentario