Frenó Diputados las medidas que pide FMI

Economía

La Cámara de Diputados trabó ayer el tratamiento de las leyes económicas que el gobierno comprometió con el Fondo Monetario Internacional. Roberto Lavagna no consiguió que se convirtieran en ley la reforma a la carta orgánica del Banco Central y la compensación a los bancos por la diferencia entre la indexación de los créditos (CVS) y depósitos (CER). También quedó sin definición la ley antievasión, clave para Economía. En tanto, hoy se reúne el directorio del Fondo para tratar el borrador de acuerdo con la Argentina. Para esto, era imprescindible contar con la sanción de esas leyes, ya que el organismo exige al menos acciones previas que demuestren voluntad de cumplimiento para avanzar con la firma del acuerdo.

Roberto Lavagna se quedó ayer sin la aprobación en Diputados de la reforma a la Carta Orgánica del Banco Central y sin el resto del paquete de leyes antievasión y la compensación a bancos, que le hubieran permitido contar la semana próxima con un aumento cercano a los $ 5.000 millones en adelantos del BCRA al Tesoro para enfrentar el vencimiento de u$s 2.900 millones que la Argentina tiene el 9 de setiembre con el FMI. La sesión, que los diputados peronistas le prometieron al ministro hace más de una semana, ni siquiera tuvo atisbos de comenzar. Y, curiosamente, tampoco se vio mucha actividad del Poder Ejecutivo para alentar la votación. Algo riesgoso, sabiendo que la demora puede dejar al gobierno sin el principal instrumento que tiene para cancelar la deuda con el Fondo, tal como explicó Lavagna a los legisladores del PJ.

Ayer, volvieron a prometerle un nuevo intento la semana próxima, algo imposible en medio de un maratón electoral que incluye nueve comicios en los próximos 30 días. Además, el próximo miércoles, el Salón de Pasos Perdidos estará poblado de oficiales de las Justicia Electoral realizando el escrutinio de las elecciones porteñas. Por lo tanto, ahora Economía corre el riesgo concreto de no poder contar con la ley en el próximo mes.

Mientras tanto, anoche, en el Senado, intentaban darle una alegría al ministro con la aprobación de las facultades al Ejecutivo para renegociar contratos con empresas de servicios públicos privatizadas. Pero la suerte de esa ley anoche era incierta, después de una larga lista de oradores en el debate por la nulidad de la obediencia debida y el punto final.


Las explicaciones del fracaso en la sesión de ayer en Diputados fueron varias. Los peronistas argumentaron un boicot del radicalismo que no había terminado de acordar sus disidencias en el proyecto de reforma a la Carta Orgánica del Banco Central y a la Ley de Entidades Financieras y en el paquete antievasión. Sin hablar de la ley de compensación a bancos, que aún sigue a mitad de camino. Pero lo cierto es que, a la hora que debió comenzar la sesión, muchos de esos desacuerdos con el radicalismo habían sido arreglados.

• Ausencia

«Sólo tenemos 85 diputados en el Palacio y, si la UCR no aporta con el quórum, no podemos sesionar», fue la explicación del PJ a la hora del fracaso. Entre ellos, sorprendió la ausencia de los duhaldistas Jorge Casanovas, Daniel Basile y Jorge Villaverde.

Sin la aprobación de la ampliación de adelantos al Tesoro por parte del Central, se le complica a Lavagna la posibilidad de cancelar el próximo vencimiento del FMI, si no logra antes llegar a un acuerdo con el organismo.
Sorprendió ayer en el Congreso que el gobierno hubiera presionado tanto al Senado para la anulación de la obediencia debida y el punto final y, por el contrario, no realizara ninguna acción para conseguir la aprobación de los fondos extra para enfrentar el vencimiento del FMI, sobre todo, porque el propio Lavagna lo pidió con urgencia.

Jugó en contra también, a pesar de que el PJ lo niegue, la intransigencia del Poder Ejecutivo para que no se modifique nada de los proyectos enviados por Lavagna.
Así se lo exigió el ministro a los diputados hace 10 días, cuando éstos ya habían hecho acuerdos con la UCR para introducir cambios, incluso en artículos que los propios peronistas rechazan como la figura de asociación ilícita en el delito de evasión.

Mientras esto sucedía, la Comisión de Finanzas, presidida por el bonaerense Rodolfo Frigeri, emitía final-mente el dictamen del proyecto de compensación a bancos y eliminación del CVS.
Allí se estableció una compensación total de $ 2.800 millones y la derogación de esa indexación al 31 de marzo de 2003.

Pero hasta esa fecha entró en la negociación de ayer. Los peronistas habían acordado con los radicales reducir el plazo de eliminación del CVS al 31 de diciembre y la aprobación de un proyecto de bancarización de deudas privadas, que fue presentado hace más de un año por el peronista Omar Becerra.
Incluso hubo algún acuerdo en torno a las diferencias sobre la Carta Orgánica del Central.

Dejá tu comentario