Gesto (modesto) al campo: se libera exportación de trigo

Economía

Congelado el diálogo con los ruralistas y sin fecha para un encuentro, el gobierno hizo ayer nuevos anuncios para el campo, dando a conocer la liberación de un millón de toneladas de trigo para la exportación. La medida recibió una modesta bienvenida del campo, que criticó la unilateralidad oficial en el momento de la toma de decisiones y aún aguarda por anuncios de fondo en materia de retenciones y producciones básicas, como carne y leche.

El anuncio fue hecho por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, el ministro de Economía, Carlos Fernández, y el titular de la Oficina Nacional de Control de Comercio Agropecuario (ONCCA), Ricardo Echegaray, tras una reunión con la presidenta Cristina de Kirchner en la Casa de Gobierno. La liberación permitirá al gobierno recaudar unos u$s 115 millones.

Según trascendió, el gobierno tenía previsto hacer anuncios de mayor alcance, pero finalmente se frustró la posibilidadde dar a conocer novedadesen materia de leche (un incremento en el precio que se paga al productor, hoy en torno de $ 0,85 por litro) y carne ( liberación de exportaciones). En estos temas había estado trabajando el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que regresó a la escena tras varias semanas de bajo perfil.

Si bien la exposición de ayer fue de carácter técnico, Fernández pidió a los piquetes de productores rurales y camioneros que «recuperen la sensatez» y dejen de cortar las rutas. « Esperamos que nos dejen transitar con tranquilidad y evitar así el riesgo de que se termine desabasteciendo a los grandes centros urbanos y que podamos recuperar una vida normal», afirmó.

Evitó, sin embargo, dar información sobre una posible nueva ronda de diálogo con la Comisión de Enlace de las cuatro entidades rurales. «Vamos a ver, en principio todavía siguen los cortes de rutas», dijo. «Creemos que tenemos que trabajar para resolver los problemas que tiene el campo y seguir adelante, como el de la ganadería, el del sector lácteo y queremos darle confianza al productor de trigo», añadió.

En concreto, ayer se abrió la exportación para un millón de toneladas de trigo, la mitad de las cuales tendrán como destino el Brasil, y el resto a Bolivia y otros mercados. A su vez, Alberto Fernández dijo que de acuerdo con cálculos que maneja el gobierno otro millón de toneladas de trigo deberían «aparecer» en las próximas semanas.

Según el gobierno, las existencias de trigo no fueron blanqueadas aún por los productores, en parte porque todavía no tenían confirmación de exportación, y también porque estarían operando en negro. Esta afirmación es refutada desde el agro: «El stock de granos es información que maneja la Secretaría de Agricultura en base a datos estadísticos vinculados con la siembra, el rinde por zona y el remanente de la temporada anterior», coincidieron dos especialistas en la materia, como Alfredo Rodes, ejecutivo de CARBAP, y Miguel Calvo, vicepresidente de ACSoja.

El ministro de Economía prometió que «a medida que se sigan registrando nuevas existencias de trigo disponible, se van a seguir liberando las exportaciones para cumplir con los compromisos asumidos». Señaló que el gobierno «está cumpliendo en forma responsable los compromisos de exportación, después de asegurarnos el abastecimiento en el mercado interno».»Deben estar garantizados los 6 millones de toneladas para el mercado interno», aclaró.

Dejá tu comentario