Grave: diez semanas de caída de reservas

Economía

El mercado cambiario vivió una larga vigilia. Por un día, el público interrumpió las compras de dólares. Esperaban que el discurso presidencial fuera un principio de solución del conflicto con el campo. Nada de eso ocurrió y hoy los ahorristas que en la última semana de mayo se retiraron casi $ 500 millones de plazos fijos pueden volver a ser compradores de dólares. Después de hora, se veían anotados en el «bid» (demanda) de los monitores fuertes cantidades de órdenes de compra.

Las menores ventas al público se notaron en la caída de los negocios del MEC, el mercado de los corredores de cambio, que movió u$s 168 millones, 30% menos que las ruedas anteriores.

La divisa continuó a $ 3,09 para la venta y el euro subió un centavo, a $ 4,92.

En cambio, en el Forex-MAE, la principal plaza mayorista, el dólar estuvo sostenido y a pesar de que el Banco Central salió a vender dólares desde el principio, las empresas y operadores se llevaron lo que la entidad ofrecía. Después, el Central salió de escena y dejó al mercado solo. Son estrategias que utiliza la mesa de dinero de la entidad que preside Martín Redrado, para no mostrar un patrón de comportamiento. Hasta ahora le está dando éxito porque están controlando la crisis con una escasa proporción de las reservas. La autoridad monetaria vendió algo menos de u$s 100 millones, pero también se colocó como vendedor en las distintas posiciones de fines de mes, para nublarles el horizonte a los mayoristas.

La plaza volvió a demostrar que hay un piso del que no puede bajar el dólar. A $ 3,05 aparecen fuertes compradores de todos lados. El dólar abrió a $ 3,0530 con el Central como activo vendedor. Media hora más tarde comenzó a subir milésima a milésima.

El Central abandonó el mercado poco después del mediodía, desconcertando a todos. Al cierre, el dólar cotizó a $ 3,065 y las reservas del Banco Central bajaron u$s 70 millones, a u$s 48.311 millones.

  • Futuros

    En el OCT-MAE, el mercado de futuros, los negocios alcanzaron a u$s 141,6 millones. El dólar a fin de mes, la posición donde más contratos vendió el Central, cayó 0,20% a $ 3,053. Una curiosidad de esta Argentina alterada: el dólar que se vende dentro de 21 días vale menos que el de contado. Son las distorsiones que provoca la intervención de un Banco Central que maneja a voluntad los fines de mes, apoyado en su gran cantidad de reservas.

    Para fin de año el dólar está a $ 3,1395 (-0,05%) y para el 29 de mayo de 2009 cotiza a $ 3,2403 (+0,16%). En esta última posición, el Central estuvo ausente.

    Los bonos, en tanto, tuvieron bajas generalizadas porque en esta parte del mercado el Banco Central no fue comprador como en otras ocasiones.

    La rueda se dividió en dos partes. Hasta las 15, cuando cierra el mercado cambiario, las operaciones de bonos fueron activas y había algunos compradores que apostaban a un discurso favorable de Cristina Kirchner. Después de las 15 y hasta el cierre se ausentaron los compradores y los bonos en pesos cerraron en baja con escasos negocios.

  • Frontera

    ¿Cuál es la conexión entre el mercado cambiario y el de bonos para que las 15 sea una frontera tan nítida? La fuga de divisas se hace a través de los bonos en dólares en operaciones que se llaman «contado con liquidación». Estas operaciones donde intervienen bonos, pesos y dólares estuvieron muy activas. El bono preferido para huir divisas es el BODEN 2012, que movió $ 92 millones y u$s 13 millones.

    El que fuga divisas paga en pesos BODEN 2012 que están depositados en el exterior y allá se cobran en dólares. El bono subió 0,44% por esta demanda. El dólar «contado con liqui», como se lo llama en la jerga, siguió firme a $ 3,21 y esta cotización puede subir hoy después del desesperanzador discurso presidencial.

    El cupón PBI cayó a cuentade lo que puede suceder hoy y perdió 1,90% de su valor. Este derivado ajusta por el crecimiento de la economía. Hoy la palabra que más se escucha es recesión.

    El Discount en pesos, el principal título del canje de la deuda, perdió 1,33% y está a punto de perforar el piso psicológico de los $ 100 y volver a los paupérrimos niveles de mayo.

    Los bonos posdefault en pesos tuvieron bajas generalizadas de más de 1% y quedaron vendedores. Hoy no se espera un buen día para los mercados financieros.

    Después de hora, comenzaron a entrar fuertes órdenes de compras de dólares. El Banco Central va a tener que jugar fuerte.
  • Dejá tu comentario