Grimoldi recupera ventas y rentabilidad: ganó $57 millones en el primer trimestre

Economía

La firma de calzados aclaró que este año continuará con un fuerte control de gastos y cierre de locales que no sean rentables.

La tradicional firma de calzado Grimoldi tuvo un comienzo de año alentador. En el primer trimestre de 2021 obtuvo ganancias por $57 millones, remontando así una pérdida de $202 millones en el mismo período de 2020. Este resultado “vuelve a confirmar un sendero hacia la rentabilidad”, destacó la empresa familiar en una comunicación a la CNV.

De todos modos, advirtió que la situación todavía dista de ser óptima, por l o cual este año deberá “seguir tomando decisiones difíciles”, entre las que menciona el cierre de locales que no sean rentables y la reprogramación a mediano y largo plazo de los pagos a proveedores.

El primer trimestre del año mostró un volumen de ventas de aproximadamente 400.000 pares, un 11% más que en el mismo periodo del año anterior. En pesos, las ventas consolidadas del trimestre, ajustadas por inflación, fueron de $1.851 millones, lo que representó un crecimiento del 22% contra el primer trimestre de 2020. El margen de ganancia bruta consolidado, mejoró respecto al primer trimestre de 2020, y representó el 49% de la venta, frente a 42% del mismo periodo del año anterior.

“Esto se da básicamente debido a la menor liquidación (en cantidad y en precio) de la colección de verano, menor cantidad de locales de outlet operativos, y variaciones en el mix de canales”, explicó.

Los gastos de comercialización representaron en el trimestre el 30% de la venta, marcando una mejora respecto al mismo indicador que en el primer trimestre del 2020 fue de 39%. Los gastos de administración también mejoran como porcentaje de la venta, pero en menor medida, representando el 4% frente al 6% del mismo periodo el año anterior. La ganancia operativa representa el 14% de la venta cuando, en el mismo periodo del 2020, había sido negativa.

Durante el trimestre en curso espera cerrar la negociación con los bancos buscando refinanciar las deudas financieras y capitalizar una parte de los intereses.

También está negociando una refinanciación con proveedores del exterior por la deuda comercial en moneda extranjera que debería haber sido cancelada en el año 2020.

La compañía advirtió que este año continuará con una política financiera muy conservadora. A la vez, deberá seguir tomando decisiones difíciles en el 2021 que lleven al fortalecimiento de su situación económico-financiera, manteniendo cortos los plazos de cobranza, negociando esquemas de pago a mediano y largo plazo con proveedores, ajustando el inventario a niveles apropiados para la operación y cerrando locales que no sean rentables.

Sobre su operación, detalló:

La Planta Industrial de Arroyo Seco está operando con una estructura adecuada y eficiente para los procesos y nuevas reglas comerciales, aunque bajo estrictos protocolos que hacen más caros los procedimientos.

El Centro de Distribución de mercadería, sito en Pilar, Provincia de Buenos Aires, está funcionando en forma parcial, pero más eficientemente que en el pasado.

La Planta Inyectora de Poliuretano y Goma Eva de Pilar está operando de forma más normal, aunque con restricciones de protocolos, riesgos de contagios y costos adicionales.

Dejá tu comentario