Guzmán apuesta ahora a lograr apoyo que permita activar cláusulas colectivas y alejar a los "buitres"

Economía

El ministro de Economía dijo que esperan una "participación muy alta" para la oferta. Y que con el FMI se buscará un programa "basado en premisas más sensatas".

El equipo que formó parte de las negociaciones con los acreedores estuvo completo en el microcine del Palacio de Hacienda. Media hora después de lo anunciado, el ministro de Economía, Martín Guzmán, abrió la conferencia de prensa en la que anunció que se había llegado a un acuerdo con los grupos de acreedores mayoritarios y que, con esto, esperan conseguir el apoyo necesario a la nueva propuesta para que se activen las cláusulas de acción colectivas y así alejar a los fondos buitre.

“La expectativa, en función del acuerdo, es que vamos a tener una participación muy alta (en esta nueva oferta). Ya había habido una participación alta del conjunto que no era parte del grupo mayoritario. Ahora nuestra expectativa es que se activen las CAC y que la Argentina pueda resolver su problema de deuda de manera integral”, aseguró Guzmán.

Las cláusulas de acción colectivas son diferentes según el tipo de indenture de cada serie de bonos. En el caso de la indenture 2005, para que el canje sea considerado exitoso es necesario el 85% del total más el 66% de cada serie o que se alcance el 75% serie por serie. En las indenture 2016, se necesitael 66% del total o un 50% serie por serie. El caso de Ecuador flotó en las conversaciones posteriores a la conferencia con los funcionarios financieros de Economía, porque ese país logró una aceptación del canje que rondó el 98%. El objetivo, dijeron los funcionarios, es que más allá del porcentaje de apoyo se logren las mayorías necesarias para activar las CAC.

Ante una consulta de Ámbito de cómo seguirá el proceso, Diego Bastourre, secretario de Finanzas, aseguró que se buscará redefinir la redacción de los aspectos legales. Será el trabajo de una suerte de comisión redactora integrada por funcionarios nacionales y también por representantes de los acreedores. La expectativa oficial es que, una vez redefinidas, ese nuevo estándar legal obtenga el respaldo de la comunidad internacional. El apoyo de la Asociación Internacional de Mercado de Capitales (ICMA, por sus siglas en inglés) podría ser a través de un comunicado, sin necesidad de revisar explícitamente el prospecto final. De hecho, de la redacción de estos puntos depende que la Argentina oficialice la nueva letra chica del contrato. “No esperen ninguna novedad antes del 6 de agosto”, alertaron.

El FMI, lo que viene

Una vez cerrada la negociación con los acreedores, que será cerca del 24 de agosto, el Gobierno encarará el diálogo con el FMI para definir un nuevo programa. Al respecto, el ministro Guzmán aseguró que es “necesario porque la Argentina no tiene la capacidad de pagarle al FMI en los tiempos establecidos”, al tiempo que remarcó que el anterior programa que tenía el país con el organismo “ha sido cancelado” y que buscarán avanzar en uno que refleje “lo que la Argentina necesita”.

“Vamos a buscar un programa con el FMI basado en premisas más sensatas, (a diagramar) la política fiscal y monetaria en función de un momento de recesión”, advirtió el ministro, y con eso despejó la posibilidad de que el país acepte un sendero de austeridad fiscal que suele ser el marco de exigencia del organismo de crédito internacional. “Nosotros tenemos objetivos concretos: generar trabajo, valor agregado y divisas”, insistió Guzmán, y remarcó que no tienen un plan económico prediseñado sino que, “para alcanzar esos objetivos, tenemos principios sobre cómo manejamos la economía”.

Respecto del alivio que significa esta oferta, Guzmán detalló que asciende a u$s37.700 millones y que el adelantamiento de las fechas de pago (que pasaron de marzo y septiembre a enero y julio) elevó el VPN en 1,3 dólares por encima de lo que la Argentina había propuesto. “Por cada 100 dólares, la Argentina pagaba 7 de intereses. Ahora, por cada 100 paga 3,07% de intereses y además tiene una reducción de capital de 1,9%”, graficó sobre la propuesta.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario