16 de febrero 2004 - 00:00

Hoy, un descanso y vuelta al trabajo

Hoy, un descanso y vuelta al trabajo
Viernes 13. Para ser el día de la semana más fatídico en la tradición popular norteamericana, el 0,62% que perdió el Dow al cerrar en 10.627,85 puntos no alcanza a preocupar a nadie. Distinto es el caso del monto negociado, que luego de apenas un par de jornadas en las que parecía apuntar una vez más a demostrar un verdadero interés de parte de los inversores, "se cayó" a 1.305 millones de papeles en el mercado tradicional y 1.800 en el electrónico. Si bien el viernes los blue chips retrocedieron por segunda rueda consecutiva y prácticamente quedaron en los valores del martes (como reconociendo que la parte optimista del discurso de Greenspan no alcanzaba), de todas formas pudieron marcar su segunda semana seguida de subas, algo que no pudo el NASDAQ, que ya enhebra un collar de cuatro semanas de bajas. Si se quiere, podemos seguir la línea tradicional y culpar del malhumor al dato sobre la caída en la confianza de los consumidores, al retroceso de Disney (tal vez subió demasiado con la amenaza de absorción por Comcast), al feriado de hoy, a la nueva baja del dólar (a pesar de rumores de intervención del BCE), a la suba del petróleo, a la demanda (básicamente extranjera) de treasuries, etc. Pero hay otros motivos. Por ejemplo, si bien el último trimestre contable apunta a mostrar un impresionante crecimiento de 28% en las ganancias de los 500 integrantes del S&P (reécord desde 1993), cuidado que estos niveles suelen ser acompañados de muy pobres resultados accionarios en los siguientes 12 meses. Sumemos el conflicto en Irak, la caída en la imagen del precandidato presidencial G. Bush, etc. y veremos por qué hay muchos preocupados.

Dejá tu comentario

Te puede interesar