Mercados: prevén que seguirán controles a importaciones y buscan alternativas

Economía

Operadores indicaron que el reciente refuerzo del cepo se debió, en gran parte, a que las empresas están anticipando importaciones. Prevén una continuidad de los controles y dicen que en el mercado ya están buscando nuevos vehículos para el rulo.

Tras los primeros resultados de las medidas de refuerzo al cepo, que permitieron disminuir la tensión en los mercados de dólares financieros, ahora los operadores están a la expectativa. Mientras algunos prevén una alteración en el tipo de cambio para principios del año que viene, otros estiman que habrá mayores controles en las importaciones.

Para Walter Morales, el CEO de la consultora WISE, lo importante respecto del mercado cambiario no está en el corto plazo, sino en el mediano. “No me interesa tanto este cortísimo plazo, porque es lógico que con la restricción el dólar MEP se pusiera tomador en un primer momento”, dijo a Ámbito. El consultor se refirió a la jornada del martes en la que esa versión financiera del billete norteamericano bajó e incluso el Banco Central pudo comprar u$s100 millones. Morales opinó que “lo preocupante es que si están haciendo esto a un mes de las elecciones es porque deben ver que la situación se les puede ir de las manos”. “Para mi es más importante eso”, afirmó, y señaló que el BCRA podría verse forzado en su momento a hacer una corrección de las cotizaciones de un solo momento. “Si se puede leer entre líneas sobre las últimas decisiones, quiere decir que si llegamos a enero, la corrección tal vez sea en un one shot y no por devaluaciones periódicas”, dijo Morales. Estimó que ello podría ocurrir entre diciembre y los primeros días de enero. Para el analista de los mercados financieros, la aplicación de un corrimiento cambiario en un solo tramo podría ser menos costoso en términos de inflación que si se hiciera de manera gradual. “Nosotros evaluamos que tiene que ser del 20% al 30%. Con ello se acomodan los precios relativos. Eso va a impactar en la inflación. Si fuera del 30% sería del 11% y si fuera del 20 sería del 7% distribuida en 90 días”, estimó.

Algunos operadores de mercados on line consultados por este diario, que prefirieron hablar en el anonimato, indicaron que se podría esperar que los operadores busquen nuevamente avanzar en alguna versión de rulo en algún vehículo que no está al alcance de las regulaciones del Banco Central o la CNV. “Es lo que ocurre siempre. Ven que hay un vehículo en el mercado y van a ponerle trabas. Entonces se arma una nueva brecha, y empiezan de nuevo a comprar en un mercado y vender en otro”, explicó un operador.

Se comenta que las últimas regulaciones del Banco Central y la Comisión Nacional de Valores (CNV) no fueron agresivas con el pequeño ahorrista. De hecho, estos van a poder seguir operando en MEP a la semana por hasta u$s18.000. Los más afectados han sido los grandes operadores que hacían diferencias al comprar en un mercado y vender en otro.

Contexto

Paula Gándara, de la consultora financiera Adcap, consideró que “las regulaciones aparecen por la pérdida de reservas”. “Están tratando de frenar este goteo y frenar la brecha, lo que a la vez frenaría esta necesidad de usar las reservas para contener el tipo de cambio”, explicó la analista. Pero Gándara considera que las nuevas mejoras al cepo que lanzó esta semana Miguel Pesce están en gran parte motivadas por los problemas que genera a la economía real la reactivación. “Lo importante es que modificaron el mecanismo de pago de importaciones”, indicó. Gándara explicó que “las brechas insostenibles provocan que se alteren los comportamientos de los agentes de mercado y por ello los importadores quieren anticipar compras porque ven que va a subir y los exportadores demoran la liquidación”. La especialista dijo que “apareció la semana pasada que hubo un desfase entre el devengado del comercio exterior y lo que se pretendía que iba a pasar según el INDEC”. Según datos del Banco Central el saldo a favor de intercambio de bienes de agosto se había desplomado a u$s608 millones, sobre todo por un incremento de pagos de importaciones. “El BCRA se dio cuenta que la gente estaba teniendo este comportamiento y lo que trató fue de regularlo”, señaló la economista, quien remarcó que “si bien se sabía que en esta etapa del año iba a costar más” porque disminuye el flujo de dólares del comercio exterior y porque en medio de un proceso electoral, “la gente se empieza a preocupar más”. Para la especialista, “el tema de las importaciones fue muy notorio y el Banco Central lo reguló”.

Mara Pedrazolli, economista del Centro Cultural de la Cooperación (CCC) coincidió con Gándara en que una parte de las medidas se deben a una disparada de pagos anticipados de exportaciones. “Se ve con el último dato del Banco Central que ya manejaban evidencia de que se estaba sobre facturando importaciones y subfacturando exportaciones. Eso es lo que surge cuando se contrasta el balance cambiario con los datos del INDEC”, explicó.

Al respecto, Pedrazolli señaló que “las exportaciones que registraba el BCRA eran u$s 6800 millones contra u$s 8.000 millones que estaban ingresando en teoría, según INDEC y las importaciones eran u$s6.200 millones que registraba el BCRA contra u$s5.700 millones con lo cual no creo que haya sorprendido a nadie que hayan ido por el lado de controlar las importaciones, que es una medida acotada porque vence a fin de mes”.

Dejá tu comentario