Recaudación de julio cayó el 13% en términos reales

Economía

IVA y Ganancias bajaron el 24%. Se compensó en parte con menor caída en tributo al cheque y el producido de impuesto PAIS.

La recaudación de impuestos de julio siguió reflejando los problemas que la pandemia le está provocando a la actividad económica. Según informó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ascendió a $559.092 millones, una cifra que nominalmente es 24% más alta que en el mismo mes del 2019, pero que en términos reales muestra una caída del 13,1% al descontar el efecto inflacionario.

El resultado es un poco mejor que el de junio (15,1% de caída en términos reales) y se explica porque los dos pilares de los ingresos tributarios, el IVA y el Impuesto a las Ganancias, sufrieron los efectos de las medidas del Gobierno para ayudar al sector privado en el marco de la cuarentena. En el primero de los casos, los contribuyentes tomaron planes de pago y en el segundo, el vencimiento que iba a operar en julio para las personas físicas, se pasó para agosto. Por otro lado, esa tendencia a la baja fue compensada por algunas mejoras en Bienes Personales, en el Impuesto al Cheque, y el tributo a las compras en dólares con tarjetas, según explicó a Ámbito el economista del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) Ariel Barraud.

Así, el IVA registró ingresos por $144.185 millones, con una suba nominal de apenas 10,1% (-24% real) en un contexto de inflación del orden del 42%. El componente ligado al consumo, específicamente, creció apenas 3,2% nominalmente, mientras que el aduanero subió 20%

El Impuesto a las Ganancias mostró ingresos por $107.619 millones, con una suba de apenas el 8,7% en términos nominales (-23% real). El Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios produjo $37.020 millones con una mejora del 26,6%. El dato marcaría una leve recuperación de las transacciones. Por otro lado, el Impuesto P.A.I.S generó $20.018 millones. En lo que va del año ya viene aportando $67.723 millones, lo que da cuenta que se ha transformado en un importante aporte al fisco. El Impuesto a los Bienes Personales dejó en las arcas en julio $9.240 millones, 338% más que en el mismo mes del año pasado, debido al cambio de alícuotas para los que tienen declarados fondos en el exterior.

Por otro lado, el Impuesto a la Transferencia de Combustibles recaudó $16.467 millones, con una mejora del 39% (-11-3% real), según los datos del organismo que conduce Mercedes Marcó del Pont.

En el comercio exterior, las retenciones a las exportaciones registraron entradas por $33.034 millones, con una suba de apenas 12,6% mientras que los aranceles de importación aportaron $ 15.613 millones con un avance de apenas 4,6%. En tanto que la seguridad social tuvo una recaudación de $145.557 millones (-17% real), de los cuales $60.955 millones fueron aportes personales y $84.602 millones..

Hérnan Letcher, director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), consideró que el comportamiento de la recaudación tributaria de julio “está dentro de lo esperado”. “No hubo una recuperación significativa,pero ya no muestra los márgenes de abril”, recordó el economista. En ese mes la baja había llegado a 24% en términos reales. El director del CEPA indicó que “la expectativas de mejoras no están puesta tampoco ahora en agosto” y que algún avance significativo se espera para la recaudación de septiembre que se conocerá en los primeros días de octubre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario