Inflación: por qué el rubro Prendas de vestir y Calzados fue el que más aumentó en noviembre

Economía

De acuerdo al último informe del INDEC, el segmento registró un 4,1% en el onceavo mes. El problema no es solamente local, sino que el valor de la materia prima se incrementó a nivel global. Cuáles son los factores.

El rubro Prendas de vestir y calzado representó el segundo rubro con mayor aumento en el mes de noviembre al registrar un 4,1% (Restaurantes y hoteles, al tope con 5%), según el último informe inflacionario presentado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Este incremento es consecuencia de distintos factores que no están solamente arraigados a la economía argentina, sino también a la global y al efecto que provocó las restricciones por la pandemia de coronavirus Covid-19 en la producción a escala.

De acuerdo a la Fundación Pro-tejer, el primero y, por lo tanto más determinante, es el aumento de los precios de las materias primas del sector textil e indumentaria en todo el mundo debido a que los principales países productores presentan demoras para recomponerse su actividad tras la contracción provocada por la pandemia.

En paralelo, las tarifas de la energía eléctrica y el gas aumentaron también a escala mundial, lo que impacta principalmente en las materias primas manufacturadas.

En ese sentido, el precio en dólares de la fibra de algodón subió un 59% en su comparación interanual, mientras que la fibra de poliéster,26%; el rayón viscosa, un 24%; el spandex (materia prima del hilado de lycra), un 84% y el acrílico lo ha hecho, un 70%.

A estos porcentajes se le debe sumar otro factor primordial, el flete, cuyo valor continúa en un aumento sostenido desde mediados de 2021 "y que impacta mayormente en las mercaderías con menor precio relativo", explicó la entidad.

En ese sentido, según el Baltic Exchange Dry Index, un índice de los fletes marítimos de carga a granel seca citado por el estudio, el incremento de estos costos fue superior al 170% en dólares a lo largo del año y registró su pico máximo en octubre 2021.

A su vez, fuentes del mercado indicaron a Pro-tejer que un contenedor que prepandemia costaba u$s2.000 mil hoy podría llegar a costar unos u$s12.000 mil hasta un 600% más.

Dentro de este panorama, también influye el aumento del tipo de cambio que generó una devaluación del peso argentino del 25% en términos interanuales en noviembre 2021 y la escases de talleres textiles, un fenómeno iniciado en la década de los ´90 por la política neoliberal.

"Otro elemento importante por remarcar es el rezago que tiene la recuperación del consumo interno fruto de la pérdida de poder adquisitivo de la población. Como efecto, las unidades vendidas de prendas de vestir aún se sitúan muy por debajo de los niveles de 2019 (que ya estaban retrasados en términos reales)", señaló.

El informe evaluó que "la recuperación todavía es parcial" y, pese a que la demanda demostró signos de crecimiento alentadores, "persiste una oferta limitada de estos insumos y a mayores costos".

Temas

Dejá tu comentario