En Estados Unidos los bancos obtienen más ganancias de lo esperado, pero piden estímulos económicos

Economía

JPMorgan Chase y Citigroup publicaron este martes ganancias trimestrales superiores a lo previsto sin embargo, directivos de esos bancos advirtieron sobre una recesión de "doble caída" si no hay ayudas adicionales a la economía.

Los grandes bancos de Estados Unidos publicaron el martes los resultados de sus ganancias trimestrales y fue mayor a lo esperado. Sin embargo pidieron nuevas medidas de estímulo al gobierno y el Congreso para apuntalar la reactivación.

Varios comentarios de directivos apuntaron directamente al gobierno de Donald Trump luego de que JPMorgan Chase y Citigroup publicaran ganancias trimestrales superiores a lo esperado este martes. De hecho las dos instituciones redujeron los montos para cubrirse de eventuales impagos.

Pese a esto directivos de JPMorgan Chase advirtieron sobre una recesión de "doble caída" si no hay ayudas adicionales a la economía. Eso ocurre cuando una recuperación inicial es seguida de un período de contracción económica.

"Es importante y debe suceder lo más rápido posible", dijo el director financiero de Citi, Mark Mason, quien agregó que la masiva ayuda oficial ayudó a evitar una ola de morosidad en los pagos de créditos.

Por su parte el presidente ejecutivo de JPMorgan, Jamie Dimon, dijo que a quienes "más necesitamos ayudar es a las pequeñas empresas y a los desempleados", y añadió que las acciones de Washington determinarán si el banco necesitará hacer reservas más altas para préstamos incobrables.

"Si se obtienen mejores resultados" con un buen paquete de estímulo, "estamos con un exceso de reservas por 10.000 millones de dólares", dijo. Pero si hay una recesión de doble caída, podrían faltar reservas por 20.000 millones de dólares, estimó.

El JPMorgan Chase reportó el martes ganancias en el tercer trimestre por encima de los pronósticos, de 9.400 millones de dólares, 4% más que en igual período del año pasado. Los ingresos generados por actividades crediticias a particulares y empresas disminuyeron un 9%, a 29.900 millones de dólares.

En el primer trimestre del año reservaron más de 10.000 millones de dólares para cubrir eventuales incumplimientos de pago de clientes, sin embargo en los tres meses de julio a septiembre solo reservó 611 millones lo que sugiere que el banco no prevé un aumento notable en la morosidad, pese a la crisis por la pandemia.

En el segundo trimestre JPMorgan nuevamente obtuvo mayores ingresos de su sector de mercados. Por el contrario, reportó un descenso en los ingresos netos por intereses como consecuencia de las acciones de la Reserva Federal para mantener las tasas bajas e impulsar la economía. El banco espera una contracción económica del 5,4% para el cuarto trimestre en el país, un pronóstico mucho mejor que el anterior.

Citigroup, en tanto, dio cuenta de resultados trimestrales algo por encima de lo proyectado y también reservó menos fondos para eventuales incumplimientos de sus clientes. El beneficio neto cayó 34% a 3.200 millones de dólares en relación a igual período del año pasado. Pero el beneficio ajustado por acción subió a 1,40 dólares, por encima de una expectativa de 0,92 dólares.

El repliegue de las ganancias es atribuido a una disminución de 7% en el volumen de negocios, a 17.300 millones de dólares, un alza de los gastos y previsiones mayores a las del año pasado para amortizar el costo del crédito, explicó el banco. El monto guardado para afrontar el eventual impago de préstamos, fue de 2.200 millones de dólares, muy por debajo de los 7.900 millones de dólares del trimestre precedente.

"El programa de estímulo que se anunció (en marzo, por 2,2 billones de dólares) ha sido bastante beneficioso. Ha servido de puente para muchos consumidores", explicó Mason. "Cuanto más tiempo pasemos sin algún tipo de vacuna que se haya testeado y probado, mayor será la necesidad de un estímulo adicional".

Dejá tu comentario