Kirchner: "No tengo miedo de crear un banco de desarrollo"

Economía

«Si las cosas se hacen bien, no le tengo miedo a crear un banco de desarrollo», dijo ayer el presidente Néstor Kirchner ante la flamante conducción de la UIA, que hizo su presentación oficial en la Casa Rosada.

El comentario del primer mandatario se produjo cuando se abordó la experiencia exitosa del Banco de Desarrollo en Brasil (BNDE), y el hecho de que nunca se pudo avanzar en un proyecto similar aquí luego de la mala experiencia en que terminó el BANADE hace dos décadas, con millonarios créditos incobrables. En la idea que barajaría el gobierno, el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) desempeñaría un rol central.

Los industriales llegaron con la idea de que iba a ser un encuentro protocolar con la nueva conducción empresaria que encabeza Juan Carlos Lascurain, pero la reunión terminó convirtiéndose en un desayuno de trabajo a agenda abierta sobre la situación de la industria, que se extendió más de una hora.

  • Sintonía

    Fue tal la sintonía, que cuando algunos industriales deslizaron la idea de hacer estas reuniones cada dos meses, el Presidente respondió: «Mejor hagámoslas cada 40 o 45 días, porque me interesa seguir el día a día de la industria».

    El encuentro repasó los temas centrales de la actualidad fabril: financiamiento a largo plazo, comercio exterior, créditos para las pymes, dólar competitivo, valor agregado a las exportaciones y, tal vez el más espinoso, la modificación del régimen de ART.

    Allí terció la ministra Felisa-Miceli, para explicar que se están terminando de redactar los aspectos clave de la nueva ley de riesgos del trabajo.

    Durante el encuentro, Kirchner destacó el proceso de desendeudamiento y superávit fiscal que lleva adelante su administración, y mencionó la necesidad de poner en marcha un «plan estratégico industrial» que le dé más cuerpo al crecimiento sostenido.

    Kirchner recibió a la cúpula fabril junto a Miceli; el secretario de Industria, Miguel Peirano, y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, quien apareció al lado del Presidenteen cuanto acto público realizó los últimos días, en una clara señal de respaldo en medio de los coletazos de la causa Skanska.

    En la reunión, los funcionarios insistieron mucho en la necesidad de que la industria agregue valor a sus exportaciones, para incrementar el valorde la tonelada vendida al exterior.

    Los industriales dijeron que para ellos la necesidad es más crédito, porque la capacidad instalada está siendo utilizada casi al máximo en muchos sectores.

    El buen clima entre Kirchner y los industriales sirvió para que el Presidente también se comprometiera a asistir al acto del Día de la Industria que la UIA celebrará el 3 de setiembre próximo.
  • Dejá tu comentario