La Fed es culpable de la baja del Dow

Economía

Viendo que mayo, uno de los peores meses del año según la tradición bursátil, nos había dejado de regalo una suba de 2,69% para el Dow, muchos pensaron que junio -tradicionalmente más favorable- nos regalaría la posibilidad de terminar el semestre del lado ganador. Sin embargo, y a pesar de que la mayoría de las noticias fue francamente favorable para las sociedades cotizantes, el Promedio Industrial cerró el mes en 10.274,97 puntos, lo que significó un retroceso de 1,83%. Es cierto que algo más de la mitad de este número le correspondió a lo acontecido ayer, cuando el Dow retrocedió 0,96%. Pero si algo ejemplifica esa jornada, es el mal humor que continúan teniendo los inversores, a pesar de que muchos dicen estar aliviados con la idea de hacer borrón y cuenta nueva para el actual semestre, prometiéndose que ahora sí, los precios se recuperarán y el año terminará del lado ganador. Pero vamos por partes, dijo una vez alguien. De la mano de una nueva baja del precio del crudo, tasas de interés también en baja (a 10 años los treasuries quedaron pagando 3,.922%), un dólar que más allá de algunos pequeños ajustes sigue firme, nuevos anuncios de fusiones y adquisiciones, resultados corporativos en alza (se espera que crezcan 15% en este trimestre), buenos números del empleo, etc., todo parecía dado para que el mercado recibiera la novena suba consecutiva de la tasa de Fed Funds con una fiesta. Y en un principio pareció que así iba a ser, aunque esto duró poco. Finalmente, cuando se distribuyó el informe de la Fed y quedó claro que tendremos una décima suba de tasas, por alguna razón el desánimo se hizo presa de los inversores y los tres índices cerraron prácticamente en lo peor del día.

Dejá tu comentario