Las pymes, entre el optimismo y la incertidumbre para 2017

Economía

El año 2016 fue olvidable para las empresas pymes que enfrentaron una tormenta que las golpeó con dureza. En un contexto de caída generaliza fueron pocos los sectores que lograron sobrevivir: la industria del juguete y la vinculada a insumos y maquinaria para el agro, son apenas la excepción.

En noviembre de 2016, la producción de las pymes industriales encadenó 14 meses consecutivos de caída y retrocedió 5,5%, con lo cual acumuló en los primeros once meses del año pasado un derrumbe del 5,2%, según los datos de la Encuesta Mensual Industrial realizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El mismo relevamiento muestra que el Índice de Producción Industrial PyME (IPIP) alcanzó un valor de 81,6 puntos en noviembre pasado, ubicándose 15,2% por debajo de los niveles de producción de noviembre de 2012 cuando se alcanzó el mayor valor de la serie para ese mes.

En este escenario, las expectativas de los empresarios pymes vivieron durante 2016 una serie de altibajos, primero por las perspectivas positivas creadas en torno al por entonces flamante gobierno de Mauricio Macri y luego por el tan mentado segundo semestre, que finalmente nunca llegó.

Para este año, la incertidumbre parece marcar el ánimo de los industriales, quienes cavilan entre la esperanza de los "rebrotes verdes" de la actividad productiva y el temor a que la recesión continúe su marcha hacia el precipicio.

En cuanto a los próximos seis meses, el 36% de los consultados por CAME no sabe qué puede pasar con la producción ya que los pedidos hacia adelante no se reactivaron aunque confían en el "rebote", ya pronosticado por la mayoría de las consultoras privadas en torno a una expansión del 2% del PBI. Sin embargo, bajó de 29,2% en octubre al 17,6% en noviembre la proporción de empresarios que cree que la actividad repuntará y en cambio subió de 12,4% a 20,8% el porcentaje de industriales que piensa que la producción puede seguir cayendo.

Por otra parte, la Encuesta a Pymes de PwC Argentina realizada en el tercer trimestre de 2016, mostró que el 42% de los encuestados manifestaron que sus resultados del primer semestre de 2016 fueron inferiores a los del 2015 y un 26% que permanecieron iguales.

La misma consulta arrojó que el 73% de los empresarios pymes es optimista respecto del 2017 y confía en que los resultados de sus empresas estarán por encima de los del 2016. Además, el 44% señaló que continúa preocupado por el desempeño de la economía y un 64% por el potencial aumento de los costos laborales por encima de la inflación.

Por otra parte, sólo 1 de cada 10 empresarios tiene previsto reducir su dotación de personal. Además, el 68% está pensando en nuevos negocios y desarrollando nuevos canales de comercialización para reducir los costos de logística, en tanto que el 53% está analizando la reducción de costos para mejorar el margen de rentabilidad.

En cuanto a las mayores preocupaciones, los empresarios coinciden en mencionar la presión tributaria, las altas tasas de inflación -que se hicieron sentir en el primer semestre del año- y el incremento en los costos laborales que afectan directamente la rentabilidad. El financiamiento (29%) y la volatilidad-imprevisibilidad del tipo de cambio (27%) siguen siendo también temas de agenda, según la Encuesta a Pymes de PwC Argentina.

De cara a este año, de la consulta de la CAME surge como dato positivo que en noviembre creció considerablemente la proporción de industrias con planes de inversión para 2017. El 24,8% de las industrias dijo tener planes para este año (frente al 18% en octubre), y otro 18,4% lo estaría evaluando. Según la CAME esto se debe en buena medida a que los empresarios comprenden que tienen que hacer mejoras para enfrentar una recesión que podría seguir prolongándose.

Dejá tu comentario