20 de octubre 2003 - 00:00

Lavagna, hoy con Tomada por AFJP

El avance hacia la reforma previsional tendrá un nuevo capítulo hoy, cuando se reúnan el ministro de Economía, Roberto Lavagna; con su par de Trabajo, Carlos Tomada, cada uno con sus respectivos equipos técnicos.

Según Tomada, «corren versiones de todo tipo con respecto a la reforma previsional», la que analiza el gobierno del presidente Néstor Kirchner, para lo cual anticipó que «en 10 días» se comenzará a debatir el proyecto oficial con todos los actores.

Desde el Ministerio de Trabajo se preocuparon por negar ayer que el gobierno analice aumentar la edad de la jubilación de las mujeres (hoy es de 62 años), como parte de la reforma previsional que estudia la cartera a su cargo y la de Economía.

Tomada dijo que «un aumento de la edad jubilatoria en las mujeres no forma parte de la agenda del gobierno y menos de los equipos técnicos de Economía y Trabajo», desmintiendo una versión periodística.

El 8 de octubre pasado, Lavagna y Tomada intercambiaron los primeros análisis efectuados en ambas carteras tendientes a modificar el régimen de jubilaciones y pensiones, y analizaron también el proyecto elaborado por la Superintendencia de AFJP para separar a las administradoras de los bancos.

Ambos funcionarios acordaron, además, dialogar con los senadores para impulsar un proyecto único, ya que también en la Cámara alta tiene a consideración un proyecto (con sanción de Diputados) que impulsa el libre traspaso de la jubilación privada al sistema de reparto.


Una de las cuestiones centrales de la reforma pasará por la enorme proporción de gente que no podrá acceder a derecho jubilatorio alguno cuando cumpla 65 años.
El motivo es que o no trabaja, con lo cual no efectúa aportes, o mantiene un empleo pero de manera informal, con lo cual tampoco tiene la posibilidad de ahorrar para su futura jubilación.

Por lo tanto, se está pensando en un esquema que permite acceder a algún tipo de beneficio a aquellos que efectuaron aportes durante una determinada cantidad de años, pero sin llegar a los 30 exigidos por ley.

La otra parte central de la reforma pasa por determinar cómo será en el futuro el sistema jubilatorio, ya que habrá modificaciones sustanciales en el esquema que permite optar entre reparto o capitalización tal como está vigente actualmente.

Dejá tu comentario

Te puede interesar