Llovió dinero y derramó aumentos

Economía

Como si al mercado lo hubieran despertado con un alfiler, después de una larga siesta y de estar soñando con «cucos», ayer se desarrolló una rueda lujosa en negocios y derivando sus favores hacia los indicadores de valor.

Conviene remarcar que desde el exterior lo que arribaba no cambiaba el escenario previo, apenas con pesados movimientos en el Dow y el Bovespa, por lo que debe descartarse que se haya generado un movimiento por réplica de otros. Lo que sucedió resultó un casi puro «made in Buenos Aires», y que tuvo una cifra paraguas en el total general del día: trepando desde unos $ 430 millones, a los $ 706 millones de efectivo en la víspera. Descomunal pase de ritmo, obviamente alimentando especies de renta fija y oficiales, pero donde las acciones pudieron tomar una regia porción.

El segmento privado superó los $ 105 millones de efectivo, cuando provenía de modestos niveles de $ 45 millones durante la primera rueda. Un salto que llenó al mercado de órdenes y permitiendo asumir toda venta, que saliera a enfrentar a una demanda ayer muy vigorosa.
Y la franja que obtuvo el ramal accionario se ubicó en 15%, que es muy buena hoy en día.

  • Hacedores

    En el panel general hubo especies menores que treparon entre 10% y un notable 20% (caso Introductora) en sus precios. Pero, donde se encuentra el núcleo de cada jornada -el panel Merval-hubo también ruido fuerte. Los bancos destacaron mucho. En precios, el Francés y su 5,5% de alza. En negocios, notable monto en el Macro y que fue columna para el volumen de la fecha con 1,7 millón de papeles, rozando los $ 11 de final y casi 5% en el día.

    Galicia se acercó a 2% de suba, en tanto Tenaris aportó 1,7% y con un mercado muy comprimido en ritmo: sólo 67.000 títulos en ella, muy «disecada» al parecer. Primer día de fiesta en el verano, por todo concepto y ante una sugestiva irrupción de dinero sobre la Bolsa. Y ella, a los besos.
  • Dejá tu comentario