3 de junio 2005 - 00:00

Lo malo: está creciendo a 24% el gasto público

El gasto público está recuperando los niveles que presentaba antes de la crisis de 2001-2002. El gasto primario del sector público nacional asciende a más de 14 puntos del PBI.
El gasto público está recuperando los niveles que presentaba antes de la crisis de 2001-2002. El gasto primario del sector público nacional asciende a más de 14 puntos del PBI.
Estimaciones privadas advierten que el gasto primario del sector público nacional creció durante el primer cuatrimestre de 2005 a una tasa interanual superior a 24%.

Al analizar los factores que explican el fuerte aumento del gasto se observa que mientras las erogaciones discrecionales se incrementaron aproximadamente 22%, las transferencias automáticas a las provincias lo hicieron en más de 31%.

Las proyecciones para este año ponderan que la tasa de crecimiento del gasto primario se reducirá en torno a 18% interanual durante el segundo semestre.

• Insoslayable

De modo que el aumento del gasto público real se debe tanto al comportamiento del gobierno nacional como al de las provincias. Resulta insoslayable el hecho de que el gasto primario del sector público consolidado creció por encima de 27% interanual y a casi 15% real anual.

Al analizar la evolución del gasto público desde la salida de la convertibilidad queda claro que en forma paulatina recupera los niveles de antes de la crisis, medido como porcentaje del PBI. Esto se da tanto para el sector público nacional como para el gasto consolidado.

En términos absolutos, el gasto primario creció más de $ 5.880 millones frente al primer cuatrimestre del año pasado. De este aumento, casi $ 3.980 millones corresponden a gastos discrecionales y más de $ 1.900 millones, a las transferencias a provincias.

Desde el punto de vista de los gastos primarios discrecionales, los salarios aumentaron menos de 12% (unos $ 445 millones), mientras los gastos en bienes y servicios crecieron más de 48% ($ 450 millones)
. Otro gasto relevante fue obra pública y subsidio a Cammesa, que creció casi 30% (unos $ 270 millones) y en menor medida, las transferencias al sector privado, que lo hicieron por encima de 18% ($ 680 millones), mientras las jubilaciones crecieron 9% ($ 620 millones).

Los gastos que más crecieron en términos relativos fueron gasto social de provincias, casi 54% ($ 860 millones) y obra pública también de provincias, con una tasa de aumento cercana a 80% ($ 670 millones).

• Inconsistencia

Los economistas advierten que semejantes tasas de crecimiento del gasto público explican parte del rebote inflacionario. Al respecto dan cuenta de que ya desde el año pasado el gasto primario del sector público nacional creció casi 20% frente a 2003.

Un reciente análisis destaca que, más allá de los factores que subyacen a esta expansión, existe una inconsistencia en el contexto macroeconómico entre la meta de inflación para este año, de 8% como techo, y un crecimiento del PBI real de 5%. Esto implica un crecimiento de 13% del PBI nominal y tasas de expansión del gasto público que duplican y hasta triplican los guarismos de crecimiento del PBI nominal.

Dejá tu comentario

Te puede interesar