26 de junio 2013 - 19:32

"Los Cedines no resuelven ningún problema económico"

Jorge Sarghini.
Jorge Sarghini.
La emisión de los Cedines "no resuelve macroeconómicamente ninguno de los problemas que tiene la economía", señaló el economista Jorge Sarghini en un reportaje realizado por el programa Mercado por Expertos de Canal Metro. El exsecretario de Hacienda y flamante primer candidato a diputado para la provincia de Buenos Aires de la lista del intendente Sergio Massa, evaluó que "acá lo que falta son dólares, y los Cedines se hacen para ver si se blanquea, cualquiera sea el origen o el destino de estos dólares, para ver si este faltante de dólares tiene algún paliativo".

Sarghini sostuvo que "desde el punto de vista macroeconómico, es un dislate creer que esto va a ser así". Tras afirmar que estos títulos se están convirtiendo casi en una cuasimoneda en dólares, planteó sus dudas en cuanto a que los Cedines lleguen a reunir las condiciones que le permitan efectivamente convertirse en una cuasimoneda.

Consultado sobre el aporte que puede realizar el Congreso para lograr un mejor funcionamiento de la economía, consideró que los legisladores no deben elaborar medidas económicas (que las toma el gabinete económico), "sino empezar a resolver todas las cuestiones de orden institucional que son las que han debilitado la credibilidad". Al respecto, enfatizó que "hoy en el mundo nadie discute que además de tener una macroeconomía sana, hay que tener instituciones que funcionen para que un país crezca a largo plazo, haya inversiones y se genere empleo".

Entre las cuestiones que debería abordar el Congreso, Sarghini remarcó que hay que "ser muy claro con que no va a haber reforma de la Constitución", o "ser muy claro con que no hay reelecciones indefinidas". A su juicio, mucho se puede hacer desde el Congreso y en tal sentido señaló: "Quitar nuevamente los superpoderes presupuestarios, dejar de votar una ley de emergencia económica que da facultades extraordinarias cuando la emergencia no existe". 

Si bien entiende que las medidas que estén al alcance del Ejecutivo las seguirá tomando, evaluó que"no es lo mismo un Congreso que tiene número por lo menos para llamar a funcionarios que venga a explicar qué están haciendo, que un Congreso que no lo tiene; no es lo mismo la discrecionalidad que tiene un funcionario cuando no rinde cuentas a nadie, que un funcionario que, haga lo que haga, puede ser llamado por el Congreso a rendir cuentas".

Según Sarghini, el Congreso puede votar leyes que mejoren la cuestión institucional, discutiendo una reforma tributaria o avanzando en cuestiones que hagan a un mejor federalismo, "que no tenga las provincias ahogadas". Desde este punto de vista, cuestionó que se les reclame a los estados provinciales una mayor seguridad o mejor educación, "cuando las provincias no tienen plata para pagar los sueldos".

A su entender, la solución de fondo pasa por responder al mandato (incumplido) de hacer una nueva ley de coparticipación, dispuesto en la reforma de la Constitución del 94. De todas maneras, Sarghini evaluó que "las provincias perdieron, sin modificar la ley de coparticipación, más del 30% de la participación que tenían en la renta fiscal que comparten con la Nación". Por lo tanto, sostiene que"hay muchas cosas que hicieron ceder recursos a las provincias a nombre del estado nacional, que se podrían retroceder".

Sarghini señaló que "la más emblemática, la más determinante, la más importante cuantitativamente, es la reforma provisional". Al respecto recordó que "cuando se privatizó parcialmente el sistema previsional y se crearon las AFJP, se les quitó el 15% de la coparticipación a las provincias para financiar a la Nación porque perdían recaudación por haber privatizado el sistema". Sin embargo, el economista puntualizó que "cuando se reestatizó el sistema, la Nación trajo para sí toda la recaudación y no les devolvió nada a las provincias; ahí hay un camino, eso no es ley de coparticipación, eso es revisable, y eso devuelve recursos a las provincias", concluyó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar