Guzmán reiteró ante inversores en Nueva York la "buena fe" del país para resolver la deuda

Economía

El ministro de Economía ratificó la voluntad de pago por parte del Gobierno argentino durante un desayuno de trabajo. Al retirarse, el funcionario dijo que le había ido "muy bien" en este primer encuentro. Este martes se reunirá con funcionarios del FMI antes de regresar a Buenos Aires.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, encabezó este lunes el primer encuentro oficial ante inversores internacionales y representantes de bancos de inversión en Nueva York, donde insistió con la "buena fe" del gobierno de Alberto Fernández para resolver el problema. A la salida, sostuvo que la reunión había ido "muy bien", aunque hubo dudas de parte de los participantes respecto a la falta de definiciones concretas sobre el plan económico del gobierno.

El evento tuvo lugar en la sede neoyorkina del Council of Américas y se realizó a puertas cerradas, con mucha expectativa por parte de la comunidad internacional sobre los próximos pasos que dará la Argentina y en particular la provincia de Buenos Aires.

"Nos fue muy bien" es lo único que el ministro expresó ante los medios de prensa presentes en el lugar, donde trascendió que Guzmán reafirmó la fecha del 31 de marzo como tope para la negociación de la deuda externa, aunque algunos de los participantes manifestaron sus dudas por la falta de definiciones concretas sobre el plan económico de la Argentina.

Según lo trascendido por fuentes que presenciaron el evento, las palabras "buena fe", "plan integral" y "consistencia" fueron de las más utilizadas por el funcionario argentino durante su exposición, si bien los inversores se quedaron con ganas de conocer detalles de cuál será ese plan integral.

"La situación de Argentina es crítica, el país enfrenta una profunda crisis de deuda", repitió Guzmán, a tono con lo expresado durante las conferencias de prensa brindadas en el país.

El evento consistió en un desayuno en donde la anfitriona Susan Segal remarcó que se realizó a sala llena, con la participación de 45 asistentes, entre los que estuvieron el empresario Eduardo Eurnekian.

Guzmán, en la conferencia de prensa en la que explicó el proyecto la semana pasada, dijo que era "necesario un alivio de la carga de la deuda" y pidió actuar con "buena fe" a los bonistas.

Los inversores "están empezando a creer la historia del gobierno de coordinación entre el soberano y la provincia de Buenos Aires de los planes de deuda", admitieron hoy especialistas financieros de la región ante la agencia Bloomberg, que esperaban mayores detalles sobre el futuro plan económico.

Los mismos inversores temen por una "jugada fuerte" de Kicillof, de declarar un default, si no consigue la mayoría del 75% necesaria para cambiar las condiciones del bono y diferir pagos de capital hasta mayo.

Guzmán disertó en un día que resultó malo para los papeles argentinos: los bonos de la Argentina caían hasta 10%, los ADR , títulos de firmas locales que cotizan en Wall Street caían 7%, y el dólar contado con liquidación superaba al dólar solidario, alcanzando los $84 pesos.

En el encuentro trascendió que Guzmán pidió "paciencia, y sobre el plan económico en particular el ministro respondió que la prioridad del país es salir de la crisis y poner la economía en funcionamiento para después encarar el pago de las obligaciones".

En base a la agenda prevista, el ministro tiene previsto desarrollar un encuentro con funcionarios del Tesoro de Estados Unidos y con directivos del Fondo Monetario Internacional.

Guzmán prevé también reunirse con el jefe de misión para Argentina del FMI y un funcionario del Tesoro de Estados Unidos, mientras que en Wall Street y en el FMI esperan señales de un plan para la renegociación de la deuda.

El ministro había sido recibido en la puerta por la titular del organismo, Susan Segal, y luego se juntó con el grupo de invitados para explicarles el rumbo económico y las líneas generales del gobierno de Alberto Fernández sobre la renegociación de la deuda con los privados y el FMI.

A esta reunión lo acompañó el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, quien vive en Washington.

"Dijo lo mismo que saben todos. No nos dio ningún dato nuevo", dijo uno de los asistentes al encuentro. Otro sostuvo que "no hubo números, tampoco plazos", en la exposición del ministro de Economía. El funcionario se reunirá este martes con Luis Cubeddu, el jefe de la misión del Fondo para la Argentina, quien se trasladará a Nueva York. También participará la economista estadounidense Julie Kozack, directora adjunta del departamento para el hemisferio occidental del FMI. La Argentina tiene un acuerdo por US$ 57.000 millones con el FMI heredado del gobierno anterior, de los cuales el organismo ya desembolsó US$ 44.000 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario