Más datos confirman el freno inmobiliario

Economía

Teléfonos que no suenan, clientes que se hacen rogar y horas que parecen cada vez más largas es la realidad que vive hoy un sector inmobiliario que mal se acostumbró hasta fin del año pasado a un mercado en constante crecimiento. Con una demanda amesetada desde enero pasado, más datos muestran el enfriamiento del nivel de actividad.

Según datos del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, las operaciones de compraventa de inmuebles aumentaron en junio sólo 4,4% respecto de igual mes del año pasado, con 6.459 escrituras realizadas. Pero si se toma el último bimestre, el panorama es más desalentador.

Entre mayo y junio pasado se concretaron 12.213 escrituras contra las 12.527 realizadas en el mismo período de 2006, lo que muestra una baja de 314 operaciones.

Sólo se percibe una importante recuperación si la mediación se efectúa por el monto operado. En ese caso, la suba en junio último fue de 33,69% contra igual mes de 2006.

Pero esto se debe a factores que no tienen que ver con una mayor actividad. Por un lado, hubo una leve mejora del dólar, lo que implica una suba del volumen operado en pesos (Los precios de las propiedades se manejan en dólares). También -y quizás sea el elemento más importante- hay un aumento de los montos escriturados por los mayores controles de la AFIP en el mercado inmobiliario.

«Es cierto que desde que la AFIP intensificó los controles en las operaciones de compraventa de inmuebles hay una tendencia por parte de los involucrados a escriturar por un monto mayor, para que no exista la brecha de precios que había antes. Es por eso que el volumen operado en las escrituras se incrementó, lo que no implica mayor actividad» señaló Guillermo González de la inmobiliaria Araks.

También hay otro factor que puede estar jugando a favor de un mayor volumen operado, que es una mayor participación de propiedades del segmento premium que está conformado por los inmuebles más caros.

Lo que sí está claro es que este aumento en la medición a través del monto operado no se debe a una suba de precios que se mantienen estancados -salvo excepciones- desde comienzos de año.

«Durante el último semestre de 2006, los precios se mantuvieron en alza, pero a partir de este año hubo un freno en esa tendencia para encontrarse ahora en una meseta. Sólo algunas unidades muy especiales por su ubicación o calidad tuvieron incrementos este año», explicó González.

Dejá tu comentario